Widgets Magazine
En directo
    Los seguidores del Partido Popular

    La victoria de Rajoy y la decepción en la izquierda

    © REUTERS / Marcelo Del Pozo
    España
    URL corto
    26J: la 'segunda vuelta' electoral en España (51)
    0 14

    MADRID (Sputnik) — El gran ganador de la noche electoral en España es el conservador Partido Popular, liderado por el presidente en funciones, Mariano Rajoy, que se situó en primera posición y aumentó su resultado en 14 escaños.

    "Tengo que darle las gracias a todos. Ha sido duro y difícil, pero hemos dado la batalla, sin ponernos a las órdenes de nadie, por España y por los intereses generales de los españoles", aseguró Rajoy ante miles de personas que se congregaron frente a la sede del Partido Popular.

    Los conservadores consiguieron 137 escaños, 14 más de los logrados el pasado 20 de diciembre, y el 33 por ciento de los apoyos.

    El presidente en funciones manifestó su deseo de formar Gobierno, aunque necesitará una coalición con uno o dos partidos para poder superar el debate de investidura.

    "Reclamamos el derecho a gobernar para todos los españoles, para quienes nos han votado y para quienes no", aseguró un Rajoy eufórico.

    El líder conservador comenzará a partir de mañana las conversaciones con los partidos de la oposición para intentar formar Ejecutivo.

    Más aquí: Rajoy: "Hemos ganado las elecciones y reclamamos el derecho a gobernar"

    Los asistentes coreaban uno de los lemas más usados por Podemos: "¡Sí se puede!" y animaron a Rajoy y a la cúpula del partido con varios cánticos.

    PSOE, caída con discurso triunfalista

    En segundo lugar se sitúa el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con 85 escaños, cinco menos que en los comicios anteriores, pero manteniéndose como segunda fuerza política, en contra de lo que pronosticaban todas las encuestas y sondeos.

    El líder socialista, Pedro Sánchez, hizo un discurso triunfalista a pesar de perder apoyos.

    "El PSOE ha vuelto a reafirmar su condición de partido hegemónico de la izquierda. Lo hizo en diciembre y lo hizo ahora", aseguró Sánchez, ante los aplausos de sus militantes.

    El candidato socialista reconoció que "no estaba satisfecho" porque "querían ganar las elecciones", pero se alegra de seguir siendo "la primera fuerza política de la izquierda".

    Sánchez felicitó a su adversario Rajoy y mandó un recado al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

    "Espero que el señor Iglesias reflexione sobre estos resultados, porque tuvo la oportunidad de votar a un gobierno progresista, liderado por el PSOE, pero la intransigencia y el interés personal provocaron la mejora de los resultados de la derecha", afirmó el político socialista.

    Unidos Podemos

    Unidos Podemos fue la gran "decepción" de la noche, a ojos de todos los expertos, porque las encuestas pronosticaban un resultado mucho mayor.

    La coalición entre Podemos, Izquierda Unida y Equo no logró el 'sorpasso' al PSOE que buscaba, y se quedó con el 21,11 por ciento de los apoyos y sólo 71 escaños, los mismos que en diciembre, pero con 1,2 millones menos de votos.

    "No son unos resultados satisfactorios. Teníamos otras expectativas. Es el momento de reflexionar", reconoció Pablo Iglesias, líder de Podemos.

    Los primeros sondeos a pie de urna daban un 25,6 por ciento de votos a Unidos Podemos y entre 91 y 95 escaños, y al PSOE un 22 por ciento de los apoyos y entre 81 y 85 escaños, por lo que se auguraba una mayoría absoluta de la izquierda.

    Iglesias se comprometió a trabajar "para formar un Gobierno de izquierdas", pero reconoció las dificultades ante el aumento de la derecha.

    No obstante, el líder de Podemos intentó suavizar los resultados y animó a "seguir adelante".

    "La madurez en política tiene que ver con gestionar los momentos dulces y los menos dulces", apuntó Iglesias.

    La coalición sacó peores resultados que en los comicios de diciembre, sin embargo, el líder de Podemos insistió en que "la alianza con Izquierda Unida es el camino".

    "Independientemente de los resultados, consideramos que la confluencia se ha revelado como el camino correcto, como responsabilidad de Estado", insistió Iglesias.

    El político terminó el acto, ante miles de personas, con un histórico grito de la izquierda: "¡Hasta la victoria siempre!", del mítico Ernesto Che Guevara.

    Ciudadanos

    El otro gran perdedor de la noche es Ciudadanos, tras sufrir un hundimiento con la pérdida de ocho diputados y quedarse tan solo con 32 y el 13,03 por ciento de los apoyos.

    "No voy a decir, como otros, que estamos muy satisfechos. Con ocho décimas menos hemos tenido diez escaños menos. Asumimos que queremos seguir subiendo. El centro viene para quedarse", aseguró el líder de la formación, Albert Rivera.

    "Más de tres millones de españoles han dicho que quieren centro, que quieren un cambio a mejor, que no quieren corrupción. Vamos a defender en el Parlamento ese mandato", prosiguió el líder liberal.

    Rivera se mostró muy descontento con la ley electoral, que favorece a los partidos mayoritarios, y anunció su primera iniciativa en la próxima legislatura: "Una ley electoral en la que todos los ciudadanos y votos valgan igual".

    Pactos

    Las elecciones generales en España
    © Sputnik / Maria Sibiryakova
    Este resultado electoral deja la llave de la formación de Gobierno al PSOE y a los partidos nacionalistas, dado que ningún partido alcanza la mayoría absoluta.

    El PSOE deberá escoger entre un Gobierno de izquierdas con Unidos Podemos y varios partidos nacionalistas, o una gran coalición con el Partido Popular y probablemente Ciudadanos.

    Baja participación

    La participación final en estos comicios ha sido del 69,84 por ciento, inferior a la de 2015, cuando fue del 73,2 por ciento.

    La abstención ha sido mayor: un 30,16 por ciento frente al 26,8 por ciento de 2015.

    El número total de votos ha sido de 24.120.631, de los cuales 178.242 en blanco y 225.529 nulos.

    Los expertos relacionan la caída de participación con las altas temperaturas en algunas zonas de España, con el puente de San Juan en comunidades como Cataluña o Galicia o con el hartazgo en la población por la repetición electoral.

    La baja participación afecta en mayor medida a los partidos de izquierdas.

    Reacción en Cataluña

    Una de las primeras reacciones a los resultados de las elecciones generales de España es la de la formación independentista Candidatura d'Unitat Popular (CUP), que pidió la convocatoria de un referendo de independencia unilateral (RUI).

    "Ahora es la hora del referendo unilateral de independencia", escribió el partido en su cuenta oficial de Twitter.

    Varios cargos de la CUP mantuvieron las semanas anteriores a los comicios que los resultados serían muy similares a los de las anteriores elecciones y, por lo tanto, no sería posible la celebración de una consulta pactada con un nuevo Gobierno en Madrid.

    Como medida de desbloqueo, la diputada de la CUP Anna Gabriel propuso que la Generalitat (Ejecutivo) catalán convocase de manera unilateral, es decir, sin consentimiento del Estado central, un referendo de secesión.

    La CUP cuenta actualmente con 10 diputados en el Parlamento catalán.

    En declaraciones al programa de televisión La Klau, la diputada de la CUP Eulàlia Reguant afirmó que "la solución catalana parece que pasa únicamente por la unilateralidad".

    "Ahora toca la RUI", escribió la también diputada Mireia Boya en las redes sociales.

    El exdiputado David Fernàndez se pronunció en el mismo sentido desde su cuenta de Twitter: "Y ahora que el régimen del 78 suma 250 escaños (72 por ciento) y que la hipótesis del cambio ha fracasado, marchémonos, la partida se juega aquí y ahora: independencia".

    Los independentistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) mejoran ligeramente su resultado y logran un 2,63 por ciento y 9 escaños.

    Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) consiguió un 2,02 por ciento y 8 diputados.

    El Partido Nacionalista Vasco (PNV) obtuvo un 1,2 por ciento y 5 escaños.

    Por detrás suyo se encuentra la izquierda abertzale de EH Bildu, con un 0,77 por ciento y 2 escaños.

    Finalmente, Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario (CC-PNC) obtuvo un 0,32 por ciento y 1 diputado.

    Un total de 36.518.100 votantes, 197.247 más que en las elecciones del 20 de diciembre, estaban llamados a las urnas este domingo en unos comicios que eran vistos por muchos como una segunda vuelta y de los que se esperaba desbloquear políticamente la falta de acuerdo para formar Gobierno.

    Tema:
    26J: la 'segunda vuelta' electoral en España (51)
    Etiquetas:
    elecciones, Partido Popular de España, Mariano Rajoy, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik