En directo
    España
    URL corto
    Proceso soberanista catalán (459)
    0 51
    Síguenos en

    El presidente de la Generalitat (Gobierno catalán) en funciones, Artur Mas, no ha logrado ser investido, por segunda vez, presidente de Cataluña al no alcanzar la mayoría simple de los votos de la Cámara.

    La investidura de Mas ha recibido los 62 votos de Junts Pel Sí (Juntos por el Sí), coalición en la que se presentó en las elecciones del pasado 27 de septiembre, y 73 votos en contra. Ninguno en contra.

    Esta es la primera vez que no sale elegido un presidente en Cataluña ni en primera ni en segunda votación.

    El martes, el líder del proceso soberanista ya perdió la primera votación. En esta segunda votación, Mas no necesitaba una mayoría absoluta, sino únicamente más votos a favor que en contra.

    Mas pidió el apoyo del grupo anticapitalista CUP (Candidaturas de Unidad Popular), pero esta formación antisistema exige para apoyar a Junts pel Sí (Juntos por el Si), la coalición que ganadora de las elecciones del 27 de septiembre, la presentación de otro candidato a la presidencia.

    Tema: Elecciones en Cataluña (2015)

    Ahora se abre un periodo hasta el 9 de enero en el que las formaciones políticas todavía pueden negociar la formación de un Gobierno.

    Si no se llega a ningún acuerdo se tendrá que convocar de nuevo elecciones, las cuartas en solo cinco años, un escenario que los secesionistas no deseaban.

    La CUP rechazó esta mañana la propuesta de Mas de someterse en 10 meses a una cuestión de confianza en el Parlamento autonómico o de una presidencia “compartida”.

    Más dijo, durante la presentación de su última propuesta, que si el Gobierno regional “no supera la cuestión de confianza, hay que investir otro presidente de la Generalitat: automáticamente el presidente cesa".

    Pero Antonio Baños, cabeza de lista de la CUP, contestó que la propuesta de los nacionalistas moderados no responde a su máxima prioridad, que es “ampliar la base social a favor de la construcción de un Estado catalán”.

    Es "un 'no' tranquilo, porque es un 'sí' a la república catalana que no se acaba", dijo Baños.

    Mas advirtió de que "si no desbloqueamos la situación, se paraliza el inicio de la legislatura, y éste no es el mandato que hemos recibido por parte de la ciudadanía".

    Mas comparó el inmovilismo de la CUP con el del Gobierno de Mariano Rajoy.

    Y recalcó la urgencia de llegar a un acuerdo entre los 72 diputados independentistas, teniendo en cuenta que "a base de inmovilismo, las cosas se deterioran y hasta se pudren, lo que hace que se complique la cosa".

    "Nuestras ofertas tienen las mejores intenciones. Queremos que el Parlamento empiece a tomar decisiones; si puede ser, hoy mismo", concluyó en un último intento de convencer a la CUP.

    La líder de la oposición, la unionista Inés Arrimadas, acusó a Mas de arrastrar a toda Cataluña a su "locura".

    Citando al expresidente Josep Tarradellas le recordó que “en política se puede hacer de todo, menos el ridículo”.

    La representante de Ciudadanos reclamó a Mas que “vuelva a realidad”, acate la decisión del Tribunal Constitucional que suspendió la resolución rupturista aprobada por el Parlamento regional el pasado lunes y que “no le entregue Cataluña a las CUP porque no se lo perdonará nadie, ni los suyos".

    “El otro día en una hora y media no pronunció la palabra corrupción; hoy se le ha olvidado hablar de un pequeño detalle: que su plan ha sido suspendido por el Constitucional. ¿Qué van a hacer? ¿Incumplir? ¿Hacer como los niños se tapan y dicen ‘ah, no me ven’?”, ironizó.

    Por su parte el diputado Lluís Rabell, de Cataluña Sí que es Pot (Cataluña Sí que se Puede) avisó a Mas de que la situación actual demuestra que "en el fondo no hay una realidad social para la desconexión" de Cataluña con el resto de España.

    Rabell insistió en que de los resultados de las elecciones catalanas no se desprende un mandato democrático para la ruptura unilateral, sino para un referéndum.

    "Lo que necesitamos ahora es un Gobierno que recomponga la mayoría social en favor del referéndum", concluyó el líder de la coalición que impulsa Podemos.

    Las fuerzas secesionistas ganaron los comicios en escaños, pero con el 48,5% de los votos, frente a un 39,8 por ciento de electores que optaron por partidos unionistas y otro 11,8 por ciento que votó a la opción que sin ser independentista reclaman un referéndum de autodeterminación.

    Tema:
    Proceso soberanista catalán (459)

    Además:

    El 71% de los catalanes no quiere que Mas sea presidente
    Etiquetas:
    elecciones, Podemos, Catalunya Sí que es Pot (CSQEP), CUP, Junts pel Sí, Lluís Rabell, Inés Arrimadas, Antonio Baños, Artur Mas, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook