Widgets Magazine
En directo
    España

    Retiran la sonda a la niña española cuyos padres pedían “una muerte digna”

    España
    URL corto
    0 10

    Los médicos del hospital Universitario de Santiago de Compostela, en el noroeste de España, decidieron finalmente retirar la sonda que alimenta a Andrea, una niña de 12 años con una enfermedad "degenerativa irreversible", cuyos padres habían exigido "una muerte digna".

    Los pediatras sedarán a la pequeña y le mantendrán con una "mínima hidratación".

    "Pueden ser dos, cuatro, ocho o 38 días", dijo el abogado de la familia sobre el período que le queda a Andrea, pero aseguró que la niña tendrá una muerte "dulce, un poco más fácil que la vida que ha tenido", ya que contará con "una sedación fuerte para que no sienta dolor", tal como habían pedido sus progenitores.

    La gerencia del centro público que en un principio se negó a aceptar la petición de los padres de Andrea, afirmó este lunes en un comunicado que la actuación del servicio de pediatría se adecuó siempre a la normativa vigente y al "ejercicio de una adecuada práctica" clínica.

    La dirección del hospital arguye ahora que el cambio médico se debe sólo al empeoramiento del estado de salud de la paciente.

    Tras recibir la noticia, los padres de Andrea abandonaron las dependencias judiciales, en donde estuvieron durante casi tres horas, para trasladarse al complejo hospitalario.

    "Vamos a conocer de primera mano esas modificaciones en el nuevo planteamiento que pretenden ofrecer a la familia", manifestó el abogado, precisando que los padres acogen "de bueno grado" la flexibilización de la rígida propuesta inicial.

    Tras reconocer su "angustia vital" por "querer saber" sobre el futuro inmediato de la niña, la madre de Andrea no quiso hacer más declaraciones.

    El caso saltó a los medios de comunicación el pasado 1 de octubre cuando el hospital gallego se negó a aplicar una "muerte digna" a Andrea, a pesar de las continuas peticiones de sus padres.

    La petición dividió a los profesionales de la salud y a la administración.

    Estela Ordoñez, la madre, explicó a los medios que "no piden la eutanasia". "Pedimos que la seden para que mi hija se vaya poco a poco sin sufrir".

    La menor sufre esta enfermedad desde su nacimiento, aunque el pasado mes de junio se agravó hasta convertirse en una situación irreversible al sufrir una trombopenia que le provoca el rechazo a la alimentación artificial y se enfrenta a una desnutrición calórico-proteica.

    "No queremos verla en la agonía, demacrada, con gran sufrimiento y que no llegue ni a reconocernos", afirmaron los padres, que aseguran que la niña "ya se encuentra sin fuerzas".

    Etiquetas:
    muerte digna, Antonio Lago, Andrea Lago Ordóñez, Estela Ordoñez, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik