En directo
    España
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Los ganaderos españoles continúan con las protestas en varias regiones ante la "falta de soluciones" por parte del Gobierno y las industrias lácteas.

    "Nos encontramos en una situación de asfixia económica. De ruina tras ruina", asegura a Sputnik Nóvosti Román Santalla, Secretario de ganadería de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA).

    El ganadero admitió además que hay mucha preocupación en el gremio porque "lejos de arreglarse esta crisis de los precios con la mediación del Gobierno español o la Unión Europea, las industrias nos acaban de poner encima de la mesa una nueva bajada de precios que podrían prolongarse hasta febrero o marzo. De aprobarse, esto sería la hecatombe para el sector".

    La crisis por los precios de la leche se arrastra desde hace meses y está afectado particularmente a la zona noroeste del país, que está sufriendo los precios más bajos.

    "Estamos muy preocupados por la situación. Calculamos que podrían desaparecer entre 3.000 y 6.000 explotaciones como consecuencia de esta crisis", alerta Santalla.

    Según el ganadero, a pesar de que muchos ya están arruinados, las productoras han planteado una nueva bajada.

    "Ahora mismo los precios están en torno a 0,29 céntimos de euro, pero particularmente en Galicia están más bajos, con cerca de 3.000 explotaciones por debajo de los 0,22 céntimos. Esto está muy por debajo de los costes y siguen con intención de bajarlos", denuncia.

    El precio que garantiza los costes de producción es de 0,356 euros por cada litro, según los datos de junio publicados por el propio Ministerio.

    El secretario de ganadería de UPA estuvo en todas las reuniones con la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, sin embargo destaca que la última, celebrada este miércoles, ha sido "la peor".

    "No hemos tenido una buena impresión en la reunión con la ministra. Yo he asistido a todas las reuniones, y esta ha sido la peor. La ministra ha sido muy blanda con las industrias y muy dura con los que estamos sufriendo esta crisis, los productores de leche", denuncia Santalla.

    Según el ganadero, la ministra ni siquiera ha pedido a la industria que deje de bajar los precios. "Sólo apela a la buena voluntad de las partes, pero no funciona. En España las industrias y distribuidoras no cumplen las normas ni respetan la buena voluntad", afirma.

    El secretario de ganadería de UPA cree que detrás de toda esta crisis se esconde "una mayor presión de Francia y Alemania" para traer sus productos a España.

    "Nosotros vamos a intentar, hasta las últimas consecuencias, defender a nuestros ganaderos. No vamos a ceder más espacio a Francia y Alemania", asegura Santalla.

    Ante esta situación, prevén continuar las protestas e incluso piensan en extremos, "a los que nadie desea llegar", como tirar la leche.

    "Si nuestro gobierno no nos va a defender, tendremos que hacerlo nosotros", concluye el ganadero.

    Etiquetas:
    ganaderos, economía, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook