En directo
    España
    URL corto
    Rusia responde a las sanciones de Occidente (426)
    0 20
    Síguenos en

    Unos 300 agricultores han protestado ante dos supermercados de Lleida, en Cataluña, por los bajos precios en una jornada que ha terminado con la intervención de los Mossos d'Esquadra (Policía autonómica catalana).

    Moscú, 7 ago (Sputnik). — Unos 300 agricultores han protestado este viernes ante dos supermercados de Lleida, en Cataluña, por los bajos precios en una jornada que ha terminado con la intervención de los Mossos d'Esquadra (Policía autonómica catalana).

    Los manifestantes, convocados por varias organizaciones del sector, han bloqueado los accesos a los supermercados alemanes Lidl y Aldi de Lleida con unos cincuenta tractores, lanzado 10.000 kilos de fruta y quemado neumáticos.

    Según informa el diario Ara, los agricultores han quemado una bandera alemana y varios carros de la compra, que han utilizado para romper los vidrios de una de las puertas de entrada del recinto cuando han intentado entrar por la fuerza.

    Tras la protesta, unos 80 agricultores se ha desplazado con sus tractores hasta la subdelegación del Gobierno en Lleida, donde han arrojado frutas contra la fachada de la subdelegación, momento en el que han intervenido los Mossos d'Esquadra.

    Los representantes sindicales han sido finalmente recibidos en la subdelegación, donde las autoridades se han comprometido a trasladar sus demandas al Ministerio de Agricultura español.

    Los sindicatos acusan a los centros de distribución de fruta y hortalizas europeos de "extorsión" y los consideran responsables de la crisis de precios que vive actualmente el sector.

    Según señalan los sindicalistas, los grandes centros de distribución de frutas y hortalizas, principalmente alemanes, están aprovechando la situación de crisis del sector provocada por el veto ruso y la falta de mercados alternativos para presionar a los productores y que éstos vendan su producto a un menor precio.

    Las organizaciones agrícolas reclaman "medidas urgentes" a las administraciones, como subvenciones al sector y sanciones a los supermercados que presionan los precios a la baja, y piden a los consumidores que no compren fruta de origen extranjero.

    "O aflojan o esto será la guerra", advirtió ayer Pere Roqué, presidente de la Asociación de Empresarios Agrarios de Lleida (Asaja-Aeall), que ha anunciado ya una campaña de movilizaciones.

    El coordinador d'Unió de Pagesos, Joan Caball, lamentó ayer que Bruselas no escuchase las reclamaciones del Gobierno español para el sector de la fruta porque "el mismo Ejecutivo (español) subestimó lo que representaba el veto ruso".

    El mercado ruso era destinatario de un 30% de la producción de fruta de hueso catalana, lo que ha provocado pérdidas calculadas en 100 millones de euros.

    El negocio de la fruta, señala el medio, da trabajo a 24.000 trabajadores y 6.000 productores en Cataluña.

    Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron a raíz de la crisis en Ucrania y tras la adhesión de Crimea a Rusia en marzo de 2014, que los países occidentales califican de "anexión ilegal".

    EEUU y la UE aprobaron varios paquetes de sanciones contra Moscú, a los que Rusia respondió con un embargo de algunas importaciones alimentarias de EEUU, la UE, Australia, Canadá y Noruega.

    Tema:
    Rusia responde a las sanciones de Occidente (426)

    Además:

    Agricultores españoles exigen compensación ante la prórroga del veto ruso
    Granjeros de la UE pierden 5.500 millones de euros por el embargo ruso
    Las sanciones antirrusas causan grandes pérdidas en la UE
    Las contrasanciones rusas afectan principalmente a Europa, dice economista
    Etiquetas:
    agricultores, Ministerio de Agricultura de España, Lidl, Aldi de Lleida, Los Mossos d'Esquadra, Joan Caball, Pere Roqué, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook