En directo
    España
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    La compañía europea Airbus ha apuntado este martes a un fallo en los ordenadores que controlan los motores del A400M como posible causa del accidente del pasado 9 de mayo en Sevilla, en el que murieron cuatro personas cuando realizaban un vuelo de pruebas.

    En una nota oficial que se ha distribuido hoy en la planta de la capital hispalense, Airbus informa a los operadores de este aparato militar que "para evitar potenciales riesgos en cualquier vuelo futuro" se realicen inspecciones específicas en los Unidades de Control del Motor (ECU, siglas en inglés de Engine Control Unit) que controlan el funcionamiento de cada uno de los motores de la aeronave.

    El "comunicado de alerta" AOT (Alert Operator Transmission, en sus siglas en inglés) no concreta más detalles ni especifica por qué se hace esta advertencia.

    Pero según señalan fuentes de la industria a medios periodísticos españoles, el siniestro pudo tener que ver con el software que controla la potencia de cada uno de los motores.

    "Una vez en el aire, la unidad de control de uno de los motores del avión siniestrado en Sevilla no reaccionó a la orden de los pilotos y mantuvo la potencia máxima de vuelo, lo que habría motivado el intento de aterrizaje de emergencia", señala una de las fuentes.

    Airbus Defence and Space ha enviado también un listado de comprobaciones que se deben realizar en caso de cualquier cambio posterior en el mismo sistema de control o de los propios motores.

    El siniestro de Sevilla puso en entredicho el futuro de este programa militar.

    Alemania, Reino Unido y Turquía decidieron paralizar sus operaciones hasta averiguar las causas del accidente.

    El A400M es el avión militar de hélice más grande del mundo.

    El proyecto nació en 2003 tras el acuerdo alcanzado por siete países (Alemania, Francia, España, Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo), que se comprometieron a comprar 180 unidades con una inversión inicial de 20.000 millones de euros.

    Su producción industrial empezó en 2011.

    En España hay más de 1.000 personas que dependen de este ambicioso programa de Defensa y más de 8.000 que trabajan para esta industria aeronáutica en Andalucía.

    Airbus había decidido hace algunas semanas centralizar en Sevilla toda la gestión operativa de este modelo, que hasta el momento estaba dividida entre Hamburgo y Toulouse.

    El Gobierno español tenía previsto comprar 27 aeronaves de este modelo y la primera entrega estaba prevista para inicios del próximo año.

    Con esta compra, se reemplazarán los aviones estadounidenses de transporte táctico Hércules C-130, en servicio en el Ejército del Aire desde 1973.

    Además:

    Cuatro muertos y dos heridos graves al estrellarse un avión militar en Sevilla
    El Airbus A400M que cayó en Sevilla pudo sufrir un "fallo técnico masivo"
    Etiquetas:
    A400M, Airbus, Sevilla, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook