Widgets Magazine
16:39 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    España

    Conmoción en Barcelona por un documental que denuncia torturas policiales

    España
    URL corto
    0 62
    Síguenos en

    Partidos políticos catalanes y la sociedad civil reclaman que se revise la sentencia que condenó a nueve jóvenes, tres de ellos suramericanos, por los graves altercados ocurridos el 4 de febrero de 2006 en pleno centro de Barcelona, en los que un agente quedó en estado de coma y hoy está tetrapléjico.

    La emisión el domingo del documental Ciutat Morta (Ciudad Muerta) que recoge las declaraciones de los detenidos en los que denuncian un montaje y gravísimas torturas policiales, conmocionó la vida política catalana. Los hechos ocurrieron cuando la Policía Local de Barcelona acudió a disolver una fiesta nocturna con más de 1.000 personas en un edificio municipal ocupado. En la reyerta un policía quedó gravemente herido al ser golpeado por una maceta tirada desde el tejado del inmueble.

    Posteriormente la versión cambió y la Policía acusó a dos chilenos y un argentino de tirarle una piedra desde la calle. Dos españoles fueron detenidos en un hospital cercano tras ser acusados por la misma policía de lanzar una valla a un agente.

    El gerente de la Guardia Urbana (policía local), Joan Delort, negó hoy la existencia de un informe sobre una maceta en el caso conocido como 4F y que el entonces alcalde de Barcelona, el socialista Joan Clos, dijo cosas "que no tocaba".

    En el documental, que ha recibido numerosos premios, el chileno Rodrigo Lanza, que mantiene su inocencia, señala que "la Justicia no tiene ningún valor para mí. Quiero venganza". Lanza pasó cinco años en la cárcel.

    La madrileña Patricia Heras y su amigo Alfredo Pestaña fueron detenidos en el hospital del Mar horas después de los enfrentamientos. La pareja que, según ellos, estaba en el hospital tras haberse caído de una bicicleta, fue detenida, según el documental que revisa los ocho años que duró el caso, por su "aspecto punk".

    En 2011, tras salir de la cárcel con un permiso, Patricia se suicidó tirándose por la ventana. La Policía acusó a Heras de lanzar una valla a un agente que quedó herido en el tobillo.

    El Tribunal Supremo la condenó a tres años de prisión. Heras escribió en su libreta: "abuso de poder, agresiones físicas y mentales, detenciones ilegales, torturas… Me parece increíble que pueda ser parte de esta broma mortal solo porque mi mirada no es normal".

    La Fiscalía alega, por su parte, que el documental no es prueba jurídica suficiente para reabrir el caso.

    Tras el suicidio de Heras, la defensa de los acusados alega que una persona se puso en contacto con ellos porque sabía quién había tirado la maceta.

    Etiquetas:
    Ciutat Morta, Barcelona
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik