En directo
    Espacio
    URL corto
    0 162
    Síguenos en

    La región idónea para albergar la vida en el planeta rojo podría ubicarse a varios kilómetros debajo de su superficie, afirmó un equipo de investigadores de la Universidad de Rutgers (EEUU). El hallazgo podría contribuir a una mejor comprensión de la denominada 'paradoja del Sol joven y débil', uno de los enigmas de la astrofísica.

    De acuerdo con la paradoja, ideada por Carl Sagan y George Mullen, hace 4.000 millones de años, al principio de la historia, nuestra estrella era mucho más débil que ahora. Brillaba solo al 70% de su intensidad actual y sus rayos no eran suficientes como para mantener un océano líquido en las superficies de planetas rocosos.

    Sin embargo, tanto la Tierra, como Marte muestran evidencias de la existencia de agua en aquella época. En particular, la superficie de Marte cuenta con indicadores geológicos como los lechos de los ríos antiguos o los minerales relacionados con el agua.

    Los autores del estudio sugirieron que hace unos 4.100 millones a 3.700 millones de años (la llamada era de Noé), el planeta rojo estaba cubierto con una capa de hielo de varios kilómetros de grosor. En cuanto al agua, podría haber existido gracias al calor interno presente bajo el hielo. 

    "Incluso si los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el vapor de agua se bombean a la atmósfera marciana temprana en simulaciones por ordenador, los modelos climáticos todavía tienen dificultades para soportar un Marte cálido y húmedo a largo plazo", explicó el principal autor del estudio, Lujendra Ojha. El astrofísico subrayó que "la paradoja del Sol joven y débil podría aceptarse —al menos en parte— si Marte tuvo un alto calor geotérmico en el pasado".

    Debido a la pérdida del campo magnético y el adelgazamiento de la atmósfera, el agua líquida solo pudo haber sido estable a grandes profundidades, donde "podría haber sido mantenida por la actividad hidrotermal (calentamiento) y las reacciones entre las rocas y el agua", indicó Ojha. 

    "De esta manera, el subsuelo podría representar el entorno habitable más antiguo de Marte", concluyó el científico.  

    En la Tierra, el calor geotérmico formó lagos subglaciales en la Antártida Occidental, Groenlandia y el Ártico canadiense.

    Etiquetas:
    astrofísica, Marte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook