En directo
    Espacio
    URL corto
    0 220
    Síguenos en

    Un nuevo estudio acerca de los sucesos que originaron la Vía Láctea ha permitido descubrir más acerca de una misteriosa galaxia antes desconocida.

    A lo largo de su extensa historia, la Vía Láctea se ha chocado y fusionado con numerosas otras galaxias. Un nuevo análisis de los densos cúmulos de estrellas que orbitan nuestra galaxia ha sacado a la luz el historial más completo de las fusiones galácticas hasta la fecha. 

    En el marco de la investigación, los científicos analizaron los cúmulos globulares, los cuales suelen ser considerados fósiles estelares del universo temprano. Se trata de grupos de estrellas esféricos y densos que pueden contener entre 100.000 y un millón de estrellas extremadamente antiguas, algunas tan viejas como el mismo universo. La Vía Láctea posee cerca de 150 cúmulos globulares, detalló Science Alert.

    Todas las estrellas de un cúmulo globular surgen al mismo tiempo, a partir de una misma nube de gas, por lo que es posible descubrir su origen al estudiar su composición química. Reconstruir su movimiento orbital y su forma actual también puede ayudar a entender cómo y cuándo han surgido.

    En el estudio, un grupo internacional de astrónomos ha utilizado una red neuronal artificial para simular cúmulos globulares que orbitan galaxias similares a la Vía Láctea. Estas simulaciones, llamadas E-MOSAICS, modelan toda la existencia de esos grupos estelares, desde su formación hasta su destrucción. 

     Luego, con la ayuda de datos obtenidos por el satélite Gaia, alimentaron el programa con datos reales de nuestra galaxia natal. Al procesar las informaciones, el software identificó cinco colisiones galácticas, cuatro de las cuales ya se conocían.

    El quinto evento fue reconstruido a partir de un grupo recientemente descubierto de cúmulos globulares de "baja energía". Esta colisión, previamente desconocida y muy importante, tuvo lugar hace 11.000 millones de años. A esta galaxia que se fusionó con la Vía Láctea y alteró por completo su forma los astrónomos la han llamado Kraken.

    "La colisión con Kraken debe haber sido la fusión más importante que haya experimentado la Vía Láctea", detalló el astrónomo Diederik Kruijssen de la Universidad de Heidelberg (Alemania), líder del estudio.

    De acuerdo con Kruijssen, la colisión tuvo lugar cuando la Vía Láctea era cuatro veces menos masiva, razón por la cual debe haber transformado significativamente el aspecto de nuestra galaxia en ese momento.

    Estos hallazgos permitieron al equipo de investigadores reconstruir el primer árbol genealógico completo de la Vía Láctea. A lo largo de su historia, 'canibalizó' unas cinco galaxias con más de 100 millones de estrellas y unas quince con al menos 10 millones de estrellas.

    ​"Ya se han identificado los restos de más de cinco galaxias progenitoras. Con los telescopios actuales y futuros, debería ser posible encontrarlos todos", concluyó Kruijssen.

    Los investigadores esperan que su hallazgo estimule futuras investigaciones para encontrar los restos de las otras galaxias que dieron origen a la nuestra.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook