En directo
    Espacio
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Los astrónomos modelaron las condiciones meteorológicas del lejano planeta del tamaño de la Tierra, denominado K2-141b. Resultó que son unas de las más extremas jamás encontradas: allí soplan vientos supersónicos, caen lluvias de piedras y se evaporan las rocas rodeadas por un océano de magma de unos cien kilómetros de profundidad.

    Descubierto en 2018, el exoplaneta K2-141b está ubicado a unos 200 años luz de la Tierra. Según los astrónomos, su nuevo estudio, publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, podría arrojar una nueva luz sobre la evolución de nuestro planeta.

    La atmósfera vaporizada imita a la de la Tierra, solo que tiene rocas en lugar de agua. El mundo ardiente tiene una superficie, un océano y una atmósfera compuestos de rocas.

    Planeta y sol
    © Foto : Ricardo Ramírez/Gentileza Universidad de Chile
    Dos tercios del K2-141b se enfrentan a una luz diurna constante, mientras que el resto del planeta está sumergido en una noche permanente.

    La parte expuesta todo el tiempo a la luz de la estrella tiene una temperatura de unos 3000 grados centígrados. Está cubierta de un océano de magma de más de cien kilómetros de profundidad.

    Los vapores de sodio (Na), monóxido de silicio (SiO) y dióxido de silicio (SiO2) se elevan de este mar ardiente y forman la increíble atmósfera del K2-141b. 

    Mientras tanto, en la otra parte la temperatura es de unos 200 grados Celsius bajo cero.

    Una diferencia tan pronunciada hace que los gases calientes pasen de la parte diurna a la nocturna a una velocidad de más de 5.000 kilómetros por hora.

    En las regiones frías del planeta, los pares de óxidos de silicio —de hecho, piedra vaporizada— se condensan y caen en forma de lluvia. Después, la piedra fundida fluye lentamente de vuelta al océano de magma.

    Según los cálculos de los científicos, no se produce un ciclo cerrado: se evapora más sodio del océano del que regresa. Por lo tanto, este metal se acumula gradualmente en el lado frío del K2-141b.

    Etiquetas:
    atmósfera, clima, condiciones, estrellas, exoplaneta
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook