En directo
    Espacio
    URL corto
    0 51
    Síguenos en

    Los científicos de la NASA han logrado manejar una nave espacial no tripulada para que aterrizara en un asteroide en movimiento.

    El aparato fue mandado al espacio para recoger una muestra de la superficie del asteroide y llevarla de vuelta a la Tierra.

    La nave espacial OSIRIS-REx aterrizó con éxito en el sitio de recolección de Nightingale en el asteroide Bennu, a tan solo un metro de su objetivo, y rebotó de nuevo después de solo seis segundos de contacto. Durante este tiempo, el brazo del mecanismo de adquisición de muestras Touch-and-Go recolectó una muestra considerable de polvo y roca del asteroide para un estudio más exhaustivo.

    OSIRIS-REx estaba fotografiando el proceso, y las imágenes han sido compiladas en un espectacular vídeo. La cámara tomaba una foto cada 1,25 segundos, y el vídeo está compuesto por 82 fotos, que cubren un período de cinco minutos. En este tiempo, el aparato se desplaza desde una altitud de unos 25 metros sobre el asteroide hasta el aterrizaje, luego dispara sus propulsores para rebotar hasta una altitud de 13 metros.

    El mecanismo de adquisiciones está diseñado para recoger material que primero agita y luego atrapa. El equipo de investigadores de la NASA espera obtener al menos 60 gramos de lo que está en la superficie del asteroide, pero aún no se conoce la cantidad exacta del material.

    La muestra será crucial para la ciencia moderna. Los científicos esperan utilizar su composición química para informarse sobre las estrategias para evitar colisiones de asteroides con la Tierra, e investigar las posibilidades de extraer yacimientos minerales de los asteroides.

    Se cree que los cuerpos celestes como el Bennu no han cambiado mucho desde su formación en los primeros días del sistema solar, por eso contienen información de gran valor.

    Etiquetas:
    asteroide, NASA
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook