En directo
    Espacio
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    El cohete New Shepard de la compañía espacial Blue Origin, ha llevado a cabo su séptimo vuelo de ida y vuelta. Ascendió a 106 kilómetros y probó con éxito un módulo de aterrizaje lunar de la NASA.

    El vuelo no tripulado ha durado unos 12 minutos y fue transmitido en el canal oficial de Blue Origin. Al alcanzar la altura máxima, el cohete portador se ha desconectado de la cápsula que llevaba la carga útil. Mientras que el cohete volvió a la Tierra utilizando los motores de propulsión y ensayó un sistema de sensores de aterrizaje lunar elaborado por la NASA, mientras la cápsula descendió con paracaídas

    Este sistema permite determinar la ubicación exacta del cohete en el tiempo real, utilizando como ojos una unidad de medición inercial y una cámara. La primera recopila los datos de la velocidad, orientación y fuerzas gravitacionales del aparato, mientras la cámara muestra imágenes del terreno que el programa compara con mapas pre descargados.

    Para hacer el aterrizaje aún más preciso, se probó también el lidar Doppler, desarrollado en el Centro de Investigación Langley de la NASA. Es un dispositivo que emite rayos láser a la superficie y detecta los retornos reflejados para determinar la velocidad y la altitud de la nave.

    ​La compañía afirma que el éxito de esta prueba abre camino a una amplia serie de pruebas para futuras misiones a la Luna, como la de Artemis. Tal tecnología permitiría que una nave espacial aterrice de manera autónoma en la superficie lunar con una precisión de 100 metros, afirman en Blue Origins. 

    Varios terrenos, como cráteres o cañones, estarán disponibles para aterrizaje, lo que era imposible en tiempos de las misiones Apolo.

    "Lograr un aterrizaje de alta precisión permitirá la exploración lunar a largo plazo y futuras misiones a Marte", dice el Informe de Blue Origin.

    El cohete New Shepard es el más avanzado de la compañía de Bezos y aún está en modo de pruebas. 

    A diferencia del Falcon 9, su principal competidor en el sector privado de viajes al espacio, New Shepard no está destinado para llevar cargas a la órbita. Su objetivo principal son los llamados vuelos suborbitales para llevar al espacio y traer de vuelta a las personas, los futuros turistas espaciales.

    Etiquetas:
    Luna, Espacio, Jeff Bezos, Blue Origin, NASA
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook