02:27 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    Espacio
    URL corto
    0 170
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El director general de la corporación espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, declaró que Rusia puede enviar una misión propia a Venus.

    "Nuestro programa [de exploración espacial] prevé la reanudación de la investigación de Venus conjuntamente con los norteamericanos, que es el proyecto Venera-D, pero también consideramos una misión exclusivamente rusa", dijo a la prensa.

    Estas declaraciones de Rogozin se producen después de que los científicos descubrieran en la atmósfera de Venus unos biomarcadores de posible existencia de vida en ese planeta.

    Por su parte, Alexandr Bloshenko, director ejecutivo de Roscosmos, declaró más tarde que la corporación espacial rusa excluyó a Estados Unidos del proyecto de lanzamiento de la sonda interplanetaria Venera-D a Venus.

    "Se acordó realizar la misión Venera-D, que incluye módulos de descenso y orbitales, como un proyecto nacional e independiente, sin amplia participación internacional", dijo Bloshenko citado en el sitio web de Roscosmos.

    A su vez, el director del Instituto de Investigaciones Espaciales de la Academia de Ciencias de Rusia, Anatoli Petrukóvich, dijo a Sputnik que EEUU podría participar en la misión rusa a Venus, pero sin ser socio de pleno derecho.

    "No significa que no vaya a haber cooperación, solo que ya no será un proyecto conjunto con Estados Unidos como socio con iguales derechos", explicó Petrukóvich al aclarar que el grupo de trabajo ruso-estadounidense seguirá funcionando.

    Comentó que tanto EEUU como cualquier otro país podrá participar en la misión a Venus "como un simple socio".

    Los investigadores de la Universidad de Cardiff (el Reino Unido) y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU) descubrieron en Venus un gas llamado fosfano o fosfina, que puede tener origen biológico al ser elaborado por unos microorganismos que no necesitan oxígeno para respirar.

    Rogozin recordó que los proyectos de misiones de investigación de Venus están incluidos en el proyecto de programa de actividades espaciales de Rusia para el período de 2021 a 2030 y que debe ser aprobado en lo que resta de año.

    En una entrevista con Sputnik, Rogozin había comentado que especialistas del sector espacial ruso le presentaron varias opciones de la traída a la Tierra de las muestras del suelo de Venus.

    La próxima misión a Venus está programada para el periodo 2027-2029 y se trata del proyecto ruso-estadounidense Venera-D que por ahora no recibió financiación del Gobierno ruso.

    Los científicos piden para ese proyecto más de 17.000 millones de rublos ($226,5 millones) para los próximos 10 años, la parte estadounidense del proyecto Venera-D costará casi lo mismo.

    Rogozin también había dicho que aún desconoce cómo sería traída a la Tierra la muestra del suelo de Venus: aprovechándose la misión Venera-D o una de las misiones posteriores. Según reveló, preferiría que lo hiciera una misión exclusivamente rusa.

    Hablando de Venus, Rogozin llamó ese planeta un "verdadero infierno" por las condiciones en su superficie.

    "Cabe destacar que nuestro país ha sido el primero y único en Venus, me refiero a nuestra sonda, que realizó investigaciones en ese verdadero infierno", expresó el jefe de Roscosmos.

     

    Etiquetas:
    Dmitri Rogozin, Roscosmos, misión, Rusia, Venus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook