03:58 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Espacio
    URL corto
    1303
    Síguenos en

    Una o más explosiones de supernovas podrían haber generado un flujo de radiación ionizante lo suficientemente fuerte para causar la extinción de los placodermos, la mayor parte de los trilobites y otras especies del mundo animal a finales del período Devónico, sugirió un equipo de investigadores de la Universidad de Kansas.

    Los estudios anteriores apuntan que estas extinciones podrían haber ocurrido en paralelo con una reducción de ozono en la estratósfera de la Tierra. Esta evidencia le hizo pensar al profesor de la Universidad de Kansas Adrian Melott en la posibilidad de que se produjese una serie de explosiones estelares.

    "Durante más de una década, mis colegas y yo nos hemos interesado en la posibilidad de que los eventos relacionados con la radiación ionizante causen extinciones en la Tierra", señala Melott.

    Otras investigaciones ofrecieron unas causas diferentes que podrían haber estado detrás del agotamiento de la capa de ozono de nuestro planeta, como el calentamiento global. Sin embargo, Brian Thomas, profesor de física en la Universidad de Washburn, demostró que esta hipótesis y la resultante inyección de agua en la capa baja de la estratósfera no eran sostenibles.

    Los restos de una estrella que explotó en una supernova (archivo)
    © AP Photo / NASA/JPL-Caltech/University of Wisconsin
    Además, otro científico de la Universidad de Kansas, Bruce Lieberman, señala otra evidencia del foco astrofísico para lo que ocurrió hace unos 360 millones de años. Según el científico, las extinciones producidas a finales del Devónico formaron parte de un declive prolongado de la diversidad seguido por varias malformaciones del polen. Estos procesos apuntan a la radiación ionizante como su causa.

    Tomando en cuenta estas conclusiones, Melott considera que una serie de supernovas es una hipótesis sostenible. Una explosión estelar producida a unos 60 años de luz de la Tierra pudo haber provocado esta extinción.

    "Los rayos cósmicos de tal supernova producen muones en la atmósfera, que son un tipo de radiación muy penetrante. Podrían causar daños internos en los animales grandes y en los organismos que habitan en el océano a una profundidad de hasta casi un kilómetro", enfatizó Melott.

    Una importante ionización de la atmósfera inferior podría haber provocado su excesiva electrificación, lo que pudo provocar incendios a lo largo de todo el planeta y cambiar el clima, señaló el científico.

    Etiquetas:
    extinción, Tierra, supernova
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook