En directo
    Espacio
    URL corto
    0 242
    Síguenos en

    La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EEUU ha anunciado el acercamiento de una tormenta solar en el hemisferio sur del planeta sin graves consecuencias. Como consecuencia, es probable que se puedan avistar auroras boreales en lugares nunca antes pensados.

    Según los pronósticos, la tormenta solar se producirá entre el 20 y el 21 de agosto con un rango de G1, el más leve de su clasificación, por lo que los astrofísicos no la consideran peligrosa para el planeta o la humanidad.

    Los expertos consultados por el medio español ABC explicaron que la Tierra está protegida contra este tipo de fenómenos espaciales gracias al campo magnético que cumple con la función de desviar las partículas dañinas y cargadas del viento solar.

    Cuando el campo magnético protege al planeta de tormentas solares potentes, por lo general, se avistan auroras boreales inclusive en lugares donde no es común verlas.

    En 1859 se registró la tormenta solar más potente de la historia a la que denominaron evento Carrington, en honor a Richard Carrington que la descubrió. El fenómeno provocó la deformación del campo magnético y generó inmensas auroras boreales.

    Los expertos concluyeron que en caso de que el evento Carrington se volviese a repetir en la Tierra, las consecuencias serían graves porque el ser humano es muy dependiente de la tecnología.

    "Podrían caer los generadores eléctricos además de afectar gravemente a las comunicaciones y los satélites", explicó Anik de Groof al medio español.
    Etiquetas:
    aurora boreal, tormenta solar, Tierra, Espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook