En directo
    Espacio
    URL corto
    1211
    Síguenos en

    El debut del androide ruso Fedor en la Estación Espacial Internacional (EEI) el año pasado fue todo un hito para la robótica rusa y les hizo entender a sus fabricantes una cosa sencilla: nadie necesita un robot como Fedor dentro de la EEI. La verdadera meta es diseñar unos robots que podrían trabajar en la superficie de la estación.

    Fedor (por el acrónimo en inglés Final Experimental Demonstration Object Research) fue fabricado para la corporación espacial rusa Roscosmos por la compañía Android Technics. El androide avatar voló a la EEI el 22 de agosto de 2019 a bordo de la nave Soyuz MS-14 y regresó a la Tierra el 7 de septiembre del mismo año. Durante su estancia en la EEI el robot cumplió tareas bajo la dirección de un cosmonauta ruso.

    Ahora está jubilado. Según el director ejecutivo de Android Technics, Evgueni Dúdorov, los cosmonautas rusos Alexandr Skvortsov y Alexéi Ovchinin, que acompañaron a Fedor en su viaje espacial, dieron a entender que "en mayor medida los robots son requeridos en la superficie de la EEI, y todas las tareas en su interior las pueden cumplir los astronautas".

    Hermanos de fedor

    Hoy en día Fedor se encuentra en la corporación espacial RKK Energia (productor ruso de aparatos espaciales, incluidas las naves Soyuz), y se están tramitando los documentos para entregarlo al principal instituto de investigación de Roscosmos TSNIImash.

    "Luego está previsto usarlo como uno de los modelos tecnológicos para el proyecto Teledroid. Es un proyecto para crear robots antropomórficos que deberán trabajar en la superficie de la EEI y cumplir una serie de funciones tecnológicas. Es decir Fiodor servirá como una plataforma para diseñar tecnologías de los nuevos robots", relató Dúdorov a esta agencia.

    El jefe de Android Technics precisó que la compañía construirá dos o tres hermanos de Fedor en el marco del proyecto Teledroid.

    "La versión final volará al espacio, su copia exacta se quedará en la Tierra, y habrá otros prototipos que se emplearán para probar tecnologías. No descarto que en el marco de los ensayos alguno de los prototipos sea eliminado", indicó.

    De momento la empresa no ha dado nombres a los futuros robots, pero ya tiene claro que deberán tener mucho más funciones que Fedor.

    "Los resultados del uso de Fedor en la órbita mostraron que habrá que ampliar la lista de tareas que deberá cumplir un futuro robot en modo automático. Por ejemplo, distinguir objetos, proyectar una trayectoria de movimiento hacia un objeto, mover objetos, etc.", señaló.

    Según Dúdorov, los nuevos robots del proyecto Teledroid podrán encargarse de cumplir las tareas necesarias para preparar caminatas espaciales de los astronautas de la EEI desde su exterior. Está previsto, agregó, que trabajen en la superficie del módulo científico-energético NEM, programado para acoplarse al segmento ruso de la EEI en 2022, y en el brazo robótico europeo ERA, "que deberá pronto ser transportado a la EEI".

    Ambiciones lunares

    Dúdorov está convencido de que el proyecto Teledroid permitirá adquirir nuevas habilidades de interacción entre robots y humanos en la Estación Espacial Internacional, y éstas "serán empleadas en el marco de la construcción de las tecnologías robóticas para la Luna".

    El programa ruso de la explotación de la Luna supone un amplio uso de los sistemas automatizados. Para 2021 está programado el lanzamiento de la estación interplanetaria automática rusa Luna 25. Luego se lanzarán los aparatos espaciales Luna 26 en 2024 y Luna 27 en 2025, que deberá encontrar un lugar para la instalación de una base lunar rusa.

    Por su parte, el primer alunizaje de un astronauta ruso está previsto para 2030.

    Hablando de la construcción de un vehículo lunar para la exploración de la superficie del satélite natural de la Tierra, el director ejecutivo de Android Technics subrayó la importancia de "emplear en esta tarea unas tecnologías ya probadas en el espacio".

    "Por lo tanto, en el desarrollo de Teledroid pensamos en el futuro y planeamos que nuestras soluciones [tecnológicas] puedan ser útiles en la Luna", apuntó el tecnólogo ruso.

    Dúdorov reiteró que aunque los astronautas son capaces de cumplir todas las funciones necesarias en la EEI, en la Luna no, así que usar los robots en el satélite natural de la Tierra "está muy justificado".

    "Un astronauta puede trabajar en la Luna durante una o dos semanas, mientras que los robots podrán realizar las tareas de mantenimiento en la infraestructura espacial en los períodos entre los viajes tripulados. Se encargarán de la construcción de viviendas y otras obras", afirmó.

    En opinión de Dúdorov, la explotación de la Luna deberá llevarse a cabo con la ayuda de distintos tipos de robots, tanto androides, como vehículos.

    "Podrían ser todoterrenos o incluso robot-centauros. En cuanto entendamos qué funciones tendrán, empezaremos a construirlos", agregó.

    Preguntado, si un viaje a la Luna de un androide va a ser más barato que el vuelo de un astronauta, el director de Android Technics subrayó que su empresa no se ha centrado tanto en la evaluación económica de esos proyectos, sino en la evaluación de riesgos.

    "Preservar la vida y garantizar la seguridad de un astronauta es la tarea más importante, porque su trabajo en el espacio es muy valioso. Se trata de reducir la carga para los astronautas y aumentar así la calidad y la eficacia de su trabajo", apuntó.

    Dúdorov está convencido de que "un robot no puede sustituir a un astronauta por completo".

    "Pero los va a complementar y ayudar a los humanos" en el espacio, destacó. 

    Etiquetas:
    androide, FEDOR, Rusia, robots, Estación Espacial Internacional (EEI)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook