En directo
    Espacio
    URL corto
    142
    Síguenos en

    Los científicos espaciales se están preparando para el futuro, y el desarrollo de su tecnología ha hecho énfasis en la medicina espacial. Operar en condiciones gravitatorias bajas supone algunas dificultades, incluyendo órganos que flotan. Conoce cómo funciona el quirófano en el espacio.

    La investigación científica espacial ha empezado a enfocarse en el desarrollo de la cirugía médica en el espacio. Aunque puede que la mayoría de los viajes no lo ameriten, la promesa de enviar humanos a Marte en las próximas décadas ha empezado a dar sus primeros pasos, y la medicina resulta un tema a atender para lograrlo. 

    Marte se encuentra a casi 55 millones de kilómetros de la Tierra, por lo que la vuelta a nuestro planeta podría llevar meses si un astronauta necesitara de atención médica de urgencia.

    Además, es sabido que la diferencia gravitatoria cambia el funcionamiento del cuerpo humano, lo que puede facilitar el desarrollo de infecciones y otra clase de afecciones. 

    Por ello, las impresoras 3D y los robots quirúrgicos son algunas de las herramientas en que los científicos espaciales trabajan actualmente. 

    Cómo es un quirófano espacial

    A pesar de las dificultades, ya se han realizado procedimientos quirúrgicos en ambientes microgravitatorios —nombre que obtiene los bajos niveles de gravedad en el espacio—, aunque todavía no en seres humanos.

    Por ejemplo, algunos astronautas han reparado colas de ratones a través de procedimientos quirúrgicos. Asimismo, han practicado procedimientos de laparoscopía —examen de la cavidad abdominal a través de un instrumento llamado laparoscopio, mediante una incisión—.

    Durante dichos procedimientos, algunos órganos como los intestinos tendían a levantarse de sus sitios y flotar, lo que dificultaba las operaciones. Por esto, han concluido que cuando comiencen a hacerse cirugías espaciales en seres humanos, será necesario el uso de técnicas como la cirugía de ojo de cerradura, método que opera a través de una pequeña incisión, con la ayuda de cámaras, para que los órganos se mantengan en su lugar.

    Procedimientos de laparoscopía que fueron realizados en abdómenes falsos durante un vuelo parabólico dieron cuenta de otro singular aspecto de la cirugía espacial. Los fluidos corporales también se ven alterados en situaciones de microgravedad. La sangre, particularmente, se pega fuertemente a los utensilios quirúrgicos, lo que dificulta su uso, y sus gotas se suspenden en el aire formando ríos de sangre flotante que, además de perturbadores, obstruyen la visión de los médicos. 

    Para esto se ha pensado como alternativa las burbujas quirúrgicas e instrumentos que repelen la sangre, con el fin de evitar las mencionadas complicaciones.  

    Etiquetas:
    Espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook