En directo
    Espacio
    URL corto
    1130
    Síguenos en

    Un equipo de investigadores ha revisado las características de un agujero negro descubierto en 2018 y ha revelado que es mucho más grande de lo que se pensaba. Ha sido designado como J2157* y tiene un horizonte de eventos que llega a quintuplicar el tamaño de todo el sistema solar.

    Se ha hallado uno de los agujeros negros más grandes de los que se tiene registro. Y este, como se puede esperar, tiene un apetito acorde con su tamaño: con su masa equivalente a 34.000 millones de soles, J2157* devora el equivalente a nuestro astro rey cada día. En otras palabras, es el agujero negro que más rápido crece.

    Cuando fue hallado en 2018, se descubrió que este agujero negro alimenta un cuásar llameante situado en el universo temprano, concretamente en el centro de una galaxia llamada SMSS J215728.21-360215.1 (también llamada J2157). Para abreviar, desde entonces, al agujero negro se lo conoce como J2157, o simplemente como J2157*.

    No obstante, las nuevas mediciones indican que estamos ante un fenómeno mucho más grande de lo estimado, ya que en 2018 se estimó que su masa multiplicaba la del sol solo unos 20.000 millones de veces, con una tasa de acreción (capacidad de devorar) de medio sol diario.

    "La masa del agujero negro es unas 8.000 veces mayor que la del agujero negro del centro de la Vía Láctea (...). Si el agujero negro de la Vía Láctea quisiera hacerse tan grande, tendría que tragarse dos tercios de todas las estrellas de nuestra galaxia", dice el coautor del nuevo estudio y astrónomo de la Universidad Nacional Australiana Christopher Onken.

    Recordemos que se encuentra en el universo temprano, lo cual significa que se creó durante las primeras etapas de formación del universo. J2157* ya estaba ahí cuando el universo tenía menos del 10% de su edad actual, y siendo así, sorprende que se creara al cabo de tan poco tiempo desde el Big Bang. Pero resulta que este fue un fenómeno relativamente común.

    "Con un agujero negro tan grande también nos alegra ver lo que podemos aprender de la galaxia en que está creciendo ", comenta Onken.

    Las nuevas mediciones arrojan luz sobre el complicado campo de estudio de los agujeros negros, de los que se sabe más bien poco. Y es que J2157* está relativamente cerca de nosotros, a solo unas decenas de millones de años luz. Pero en el caso de otros agujeros negros, como el supermasivo de la galaxia Holm 15A, ubicado a 700 millones de años luz, ni siquiera se sabe cómo crecen y hay importantes carencias de información.

    Etiquetas:
    Vía Láctea, Sol, agujero negro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook