05:02 GMT20 Septiembre 2020
En directo
    Espacio
    URL corto
    Por
    1462
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — A pesar de grandes avances técnicos del último siglo, la humanidad no dejó de tener miedo a los meteoroides y asteroides que a veces se acercan a la Tierra.

    Hace 112 años, el 30 de junio de 1908, una gran explosión de aire producida supuestamente por un meteorito ocurrió cerca del río Podkámenaya Tunguska en la actual región rusa de Krasnoyarsk.

    La explosión se conoce actualmente como evento de Tunguska, y el 30 de junio fue declarado por la ONU en 2016 el Día internacional del Asteroide para conmemorarlo.

    Ekaterina Efrémova, investigadora del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia, reveló a Sputnik cuándo se debe esperar al próximo 'huésped' del espacio y qué puede hacer la humanidad para protegerse.

    ¿Cuándo esperamos un nuevo meteorito?

    Según los datos de Efrémova, los científicos han logrado detectar la órbita solo para un 10 por ciento de un total de 20.000 asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra, mientras que los cuerpos más pequeños, de entre 10 y 100 metros, son los menos predecibles.

    De acuerdo con las estadísticas citadas en el libro Peligro de cometas y asteroides: ayer, hoy, mañana del director científico de la Academia de Ciencias de Rusia, Boris Shustov, y la científica principal Lidia Rihlova, los cuerpos de 30 metros de diámetro, como el meteorito que explotó sobre la región rusa de Cheliábinsk en 2013, caen una vez en 250 años y no causan mucho daño al planeta.

    A su vez, los cuerpos mayores de 100 metros, que son bastante peligrosos, caen aproximadamente una vez en 5.000 años, y los que superan 10 kilómetros de diámetro, como un asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios, pueden colisionar con la Tierra una vez en 100 millones de años.

    "Es decir, según la estadística, no tenemos que preocuparnos durante los próximos 35 millones de años", afirmó Efrémova.

    Elusivos e impredecibles

    En cualquier caso, Efrémova reconoce que lo único que los científicos del mundo pueden hacer hoy para proteger a la población de la Tierra de un asteroide peligroso es avisarla, pero es todavía imposible predecir la trayectoria exacta ni el lugar de su caída.

    "La órbita y los ángulos de entrada en la atmósfera se calculan con cierto margen de error, así que un asteroide puede tener una entera ruta de posibles puntos de la caída que se pueden extender hasta la mitad del globo", dice la investigadora.

    La humanidad no se rinde

    Teniendo en cuenta que es casi imposible predecir el lugar exacto de la caída de un meteorito, la comunidad científica sigue desarrollando modos de evitar las potenciales colisiones de los asteroides con la Tierra en futuro.

    La investigadora del Instituto de Astronomía ruso reveló varias ideas que tienen sus colegas de todo el mundo para resistir a un asteroide que vaya a la Tierra.

    Así, algunos científicos trabajan en una nave espacial remolque que se siente al asteroide peligroso y lo esté alejando durante decenas de años.

    Otros proponen una nave espacial que acompañe al asteroide, cambie su centro de masas y, respectivamente, su órbita.

    Además, la investigadora rusa mencionó que en 2021 la NASA planea enviar su vehículo espacial DART para que choque con un asteroide y filme este proceso a fin de que los científicos en la Tierra puedan evaluar el impacto de lo sucedido.

    Sin embargo, los científicos rechazan categóricamente la opción de destruir el cuerpo celeste que se acerca a nuestro planeta.

    "No tenemos capacidades técnicas para explotar un asteroide en el espacio", dice Efrémova con seguridad.

    Las consecuencias de la destrucción de un asteroide cerca de la Tierra podrían ser aún peor que si se cae entero, explica la experta, porque la lluvia de fragmentos del meteorito cubrirá un área demasiado grande, contaminando la atmósfera para muchos años.

    De este modo, se ve que la humanidad todavía sabe muy poco sobre los meteoroides, asteroides y otros cuerpos celestes y aún menos sobre cómo responder si uno de ellos se acerca a la Tierra.

    No obstante, los científicos no se preocupan mucho porque la estadística muestra que la humanidad tiene millones de años para encontrar un modo de desviar a un asteroide peligroso y salvar el planeta.

    Etiquetas:
    espacio, asteroide, meteorito, Tunguska, Bólido de Tunguska, Tunguska
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook