En directo
    Espacio
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    La estrella Eta Carinae y su nebulosa de Carina proporcionan una de las postales más maravillosas en el cielo nocturno, aunque verse solo desde el sur del planeta le haya quitado popularidad. Afortunadamente, la constancia y el talento de un fotógrafo brasileño permiten no perderla de vista.

    El espacio también tiene sus injusticias y algunas fantásticas formaciones estelares no alcanzan la fama de otras únicamente por encontrarse en el hemisferio sur. Es el caso típico de la nebulosa de Carina —también conocida como nebulosa de la Quilla—, cuyo esplendor quedó comprobado en una serie de imágenes captadas por el fotógrafo brasileño Carlos Kiko Fairbairn.

    A pesar de ser cuatro veces más brillante y más extensa que la nebulosa de Orión, la nebulosa de Carina no es tan famosa debido a que solo puede ser vista en el hemisferio sur. De hecho, fue descubierta en 1751 por el astrónomo francés Nicolas Louis de Lacaille al observarla desde el cabo de Buena Esperanza, el extremo más austral del continente africano.

    La nebulosa se forma alrededor de la estrella Eta Carinae, una de las conocidas como hipergigantes debido a que tiene una masa estimada de entre 100 y 150 veces la de nuestro Sol. La estrella, ubicada más de 6.500 años luz de la Tierra, es una de las más brillantes del cielo, producto de su larga historia de explosiones que llegaron a colocarla como la estrella más brillante del cielo los años posteriores a 1830.

    La nebulosa está compuesta fundamentalmente de gas hidrógeno, lo que explica el resplandor rojo que puede verse. El resplandor azul, en tanto, es producido por partículas de oxígeno.

    Además de la estrella Eta Carinae, la nebulosa de Carina tiene a otra nebulosa en su interior: se trata de la nebulosa Keyhole (cerradura en inglés), más pequeña y oscura y compuesta por moléculas frías y polvo.

    La formación de estrella de la nebulosa de Carina tomada por el telescopio del Observatorio ESO
    © CC BY 4.0 / ESO/ VPHAS+ Consortium/Cambridge Astronomical Survey Unit / La Nebulosa Carina tomada por el Telescopio de Rastreo del VLT
    La formación de estrella de la nebulosa de Carina tomada por el telescopio del Observatorio ESO

    "Tienes que estar en el sur, mirando hacia el sur, para ver un cielo así. Y solo si tienes suerte", destacó la NASA al publicar una de las fotografías tomadas por Kiko Fairbairn en la que la nebulosa de Carina se ve encadenada con la nebulosa de la Gallina Corredora, la Cruz del Sur y la nebulosa del Saco de Carbón.

    Pero no es la única captura que el brasileño hizo de la nebulosa de Carina. En su cuenta de Instagram, Fairbairn muestra varias de sus mejores tomas del cielo y comparte con sus seguidores sorprendentes relatos del esfuerzo necesario para lograr la toma perfecta de un cuerpo celeste.

    Panorámica de la nebulosa de Carina tomada por la cámara HAWK-I del observatorio ESO
    Panorámica de la nebulosa de Carina tomada por la cámara HAWK-I del observatorio ESO

    Para tomar una de sus mejores imágenes de la nebulosa de Carina, el fotógrafo brasileño debió pasar varias noches consecutivas en el desierto de Atacama, en Chile. "Ya habían pasado las 4 de la mañana y el cansancio golpeaba a mi puerta. Comencé a empacar porque todavía me quedaban dos horas de conducir. Justo antes de irme, miré atrás y vi esta maravillosa escena formándose: la mano casi 'tocando' la nebulosa de Eta Carinae y la constelación de la Cruz del Sur. ¡Qué vista!", rememora en la red social.

    Ver esta publicación en Instagram

    Una publicación compartida de Carlos 'Kiko' Fairbairn (@kikofairbairn) el

    La Eta Carinae y su sistema despierta gran interés entre los astrónomos del hemisferio sur. En 2016, por ejemplo, el Observatorio Europeo Austral (ESO) logró obtener la imagen de Eta Carinae con mayor resolución jamás obtenida.

    La imagen con mejor resolución tomada de la estrella Eta Carinae por el Observatorio ESO
    La imagen con mejor resolución tomada de la estrella Eta Carinae por el Observatorio ESO

    El resultado, quizás no tan atractivo para los no astrónomos, fue considerado un avance para comprender mejor el desarrollo de las estrellas muy masivas.

    Etiquetas:
    constelación, astronomía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook