En directo
    Espacio
    URL corto
    0 91
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia acogerá un foro internacional para impulsar la búsqueda de vida inteligente extraterrestre, informó en una entrevista con Sputnik el jefe del centro científico-cultural SETI en el Consejo de Astronomía en la Academia de Ciencias de Rusia, Alexandr Panov.

    "En futuro próximo planeamos organizar en Rusia una conferencia internacional sobre el tema de SETI, e invitar a científicos de distintos países", dijo.

    Señaló que también está previsto invitar a representantes del fondo del empresario israelí-ruso Yuri Milner (autor del proyecto por 100 millones de dólares Breakthrough Listen, encaminado a buscar comunicaciones extraterrestres inteligentes) y atraer fondos para las investigaciones rusas.

    Panov puso de relieve la necesidad de aumentar los esfuerzos en la búsqueda de vida inteligente en el Universo, asegurando que "son muy pocos los intentos de encontrar civilizaciones extraterrestres".

    La opinión según la cual "el hecho de que científicos de numerosos países buscaron civilizaciones ultraterrestres en repetidas ocasiones, fracasaron en encontrarlas y ello significa que no existen, es un mito, esta declaración no corresponde a la realidad", aseguró.

    El astrónomo ruso constató que la búsqueda de la vida inteligente en el espacio "de hecho acaba de empezar".

    "Solo hace un par de años los especialistas empezaron a darse cuenta de que toda la labor realizada antes no era necesaria", agregó.

    El también investigador principal del instituto de investigaciones de la física nuclear en la Universidad Estatal de Moscú, aseveró que "no estamos solos" en el Universo.

    "De acuerdo con la inflación cósmica, el Universo es increíblemente inmenso y puede contener un gúgol de regiones similares a lo que observamos, no solo existen otras civilizaciones inteligentes, sino también copias completas de nuestra civilización", destacó.

    Según Panov, la pregunta que se debe plantear "no es si existen o no, sino ¿dónde están?".

    "Si en la Vía Láctea ​existe una decena de civilizaciones similares a la nuestra, entonces será casi imposible detectarlas, pero si hay mil, entonces tenemos cierta posibilidad, y si hay 100.000 civilizaciones, la posibilidad de encontrarlas es muy alta", apuntó.

    Destellos de luz

    Asimismo, Panov informó que científicos rusos lanzarán un proyecto que prevé monitorear los destellos de luz en el espacio para comprobar si pueden ser señales emitidas por civilizaciones extraterrestres.

    El científico ruso explicó que para captar una señal radio emitida por una civilización extraterrestre hay que "monitorear el cielo las 24 horas", para lo que se debe instalar en la Tierra "una red de estaciones receptoras", y en algunos países ya se diseñan los instrumentos necesarios para implementar esta iniciativa, como antenas en fase.

    "Comenzamos en Rusia un proyecto similar, pero no está relacionado con las emisiones de señales radio, sino ópticas", dijo.

    En esa línea indicó que en el proyecto se prevé utilizar un telescopio capaz de "observar destellos de luz cortos" en el espacio.

    "¿Qué son los destellos de luz? Es posible que alguien envíe señales a la Tierra pero no en ondas de radio, sino a través de láseres", aclaró.

    Panov señaló que en la Tierra, por ejemplo, ya hay desarrollados láseres capaces de emitir rayos luminosos a distancias cósmicas, pero se usan para otras tareas.

    El también investigador principal del instituto de investigaciones de física nuclear en la Universidad Estatal de Moscú, criticó el método frecuente de búsqueda de vida inteligente extraterrestre en la que los científicos "encuentran una estrella-candidata, una que podría tener planetas parecidos a la Tierra, la vigilan durante un período limitado, no observan ninguna señal y pasan a otro candidato'.

    "¿Pero qué es lo que pasa en realidad? A lo mejor en alguno de los planetas de esta estrella existe una civilización muy desarrollada, capaz de enviar mensajes al espacio, pero no cuenta con las capacidades energéticas, igual que nosotros, para emitir una señal constante a su alrededor", apuntó.

    Lo único que se puede concluir al observar una estrella así y no detectar ninguna señal, agregó, es que "en ese momento concreto desde esa estrella no se emiten señales hacia la Tierra", y casi todos los programas de observación de SETI, se realizan según ese método, constató.

    Beneficio de posible contacto

    Además, Panov sostiene que el posible contacto con extraterrestres tiene más ventajas que riesgos.

    "El beneficio potencial que podemos obtener de los contactos es tan grande que supera los riesgos", declaró el científico en una entrevista con Sputnik.

    No obstante, indicó que no se debe hacer caso omiso a unos posibles riesgos.

    "Los científicos determinaron una serie de medidas de seguridad a seguir si uno recibe y logra descifrar una señal estelar", dijo Panov.

    En particular, el científico recomendó estar atentos si un mensaje extraterrestre "contiene un algoritmo para crear un dispositivo o un software que se propone poner en marcha, en ningún caso se debe hacerlo sin analizarlo bien" puesto que podría ser "algo dañino".

    En cuanto a las ventajas de la comunicación con civilizaciones alienígenas, excluyó que sea un intercambio de conocimientos científicos porque la civilización humana no está tan lejos de los límites de las capacidades de la ciencia fundamental, los alcanzará en unos 100-150 años, supuso.

    "Cuando sea posible tener el contacto, todas las civilizaciones avanzadas tendrán aproximadamente el mismo nivel de conocimientos fundamentales por eso será interesante compartir historia, literatura, religión, filosofía y otra información de carácter humanitario en vez de los datos científicos", opinó Panov.

    De esta manera, la información del campo de humanidades podría influir sobre la evolución de cualquier civilización y, por ende, la civilización terrestre podría influir sobre otras, concluyó el científico.

    Además, ese intercambio, según Panov, permitiría estudiar la literatura extraterrestre por miles de millones de años.

    Observatorio espacial ruso Spektr-M

    Asimismo, Panov informó que el futuro observatorio espacial ruso buscará con el telescopio Spektr-M grandes estructuras en el Universo.

    El astrónomo ruso señaló que aparte de intentar captar un hipotético mensaje de una civilización extraterrestre existen otras posibilidades de encontrar vida inteligente en el Universo, cómo buscar indicios de construcciones, tipo esfera de Dyson, una megaestructura hipotética propuesta en 1960 por el físico Freeman Dyson, que permitiría a una civilización desarrollada aprovechar la energía solar de una estrella.

    "Esas construcciones deben brillar de manera fuerte en el rango infrarrojo si dentro de ellas se mantiene una temperatura adecuada para actividades de seres vivos. Una parte del programa científico del telescopio Spektr-M que se desarrolla en Rusia está orientada a esta tarea", dijo Panov.

    Está previsto que Spektr-M, observatorio espacial que estudiará el Universo operando en los rangos milimétrico e infrarrojo y utilizando un telescopio criogénico, se lance al espacio después de 2027.

    El científico ruso propuso también otro método para encontrar estructuras como la esfera de Dyson: "detectar cambios extraños del brillo de una estrella".

    En este contexto, recordó el caso de la estrella Tabby donde en 2015 se detectaron extrañas fluctuaciones de la luz provenientes de ella, "aunque no existen indicios de que tengan origen artificial", admitió.

    "Otro método de la búsqueda de civilizaciones extraterrestres es la arqueoastronomía: si, digamos, alguien visitó la Luna hace decenas de millones de años, entonces habría dejado sus huellas en la superficie de la Luna. En este caso es muy importante conseguir una topografía muy detallada de la Luna", agregó.
    Etiquetas:
    científicos, ciencia, cosmonautas, foro, vida extraterrestre, espacio, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook