En directo
    Espacio
    URL corto
    0 141
    Síguenos en

    Un astrónomo neozelandés ha logrado descubrir con ayuda del telescopio espacial Kepler una desconocida estrella que se comporta de manera parecida a un vampiro. Hallar una estrella de este tipo es un verdadero desafío actualmente.

    Ryan Ridden-Harper ha estado realizando un estudio para su doctorado en el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore (EEUU) cuando detectó esta estrella. La calificó como vampira debido a su comportamiento inusual.

    Resulta que este objeto espacial consiste de dos enanas: una enana blanca y otra marrón. A su vez, Kepler se situó a una distancia tan cercana a la estrella que parecía que la enana marrón estaba chupando el núcleo de la blanca como si fuera una vampira.

    "Fue un descubrimiento feliz, una verdadera oportunidad. Estábamos analizando los datos conseguidos por el telescopio espacial Kepler. Al principio, cuando la vi pensé que era tan brillante y que por ello deberían haber sabido de su existencia, pero resultó un hallazgo realmente excelente", destacó Ryan Ridden-Harper.

    Según el científico, el telescopio Kepler fue el único instrumento capaz de detectar esta estrella porque en aquel momento se ubicaba a una distancia más cercana al Sol que otros sistemas desde el punto de vista de la Tierra. Este tipo de estrellas es tan raro que los astrónomos conocen tan solo 100 ejemplares de su género. Esta es la causa por la que descubrir una de estas estrellas en acción es un gran desafío para los científicos.

    Lo más interesante en esta historia es que Ridden-Harper no buscaba una estrella. Su objetivo era encontrar explosiones en otras galaxias.

    Etiquetas:
    estrellas, espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook