En directo
    Espacio
    URL corto
    2212
    Síguenos en

    Astrónomos han encontrado unos objetos misteriosos en el centro de nuestra galaxia que podrían ser un extraño híbrido de gas y estrella.

    Como en la mayoría de la galaxias, en el centro de la Vía Láctea existe un agujero negro supermasivo llamado Sagitario A*. Atrae constantemente estrellas, polvo y otra materia hacia el interior, formando una megalópolis estelar 1.000 millones de veces más densa que nuestro rincón de la galaxia.

    Allí, los astrónomos han encontrado seis misteriosos objetos que parecen manchas alargadas de gas varias veces más masivas que la Tierra. Sin embargo, se comportan como pequeñas estrellas capaces de pasar peligrosamente cerca del borde del agujero negro sin ser despedazadas.

    Según los investigadores, podrían ser un extraño híbrido de gas y estrella.

    Basándose en su forma, órbita e interacciones con el agujero negro, los investigadores sugirieron que cada objeto es un par de estrellas binarias, es decir dos estrellas que giran una alrededor de la otra. Estas estrellas binarias fueron aplastadas por la gravedad del agujero negro hace millones de años y todavía están derramando nubes de gas y polvo como consecuencia de la colisión.

    "Los agujeros negros podrían estar llevando a las estrellas binarias a fusionarse", dijo Andrea Ghez, coautora del estudio y profesora de astrofísica de la Universidad de California en Los Ángeles.

    ¿Estrella o nube gaseosa?

    Los dos primeros objetos con similares orbitas fueron descubiertos en 2005 y 2012, y recibieron la nominación G1 y G2. Los astrónomos examinaron cómo orbitaron Sagitario A*. A pesar de las previsiones, al pasar el horizonte de eventos del agujero negro, los objetos no fueron despedazados por la intensa gravedad, lo que tenía que ocurrir en caso de que estos fueran nubes de gas. Los objetos solo se deformaron un poco.

    "Pasó de ser un objeto bastante inocuo cuando estaba lejos del agujero negro a uno que estaba realmente estirado y distorsionado en su aproximación más cercana", comentó Ghez.

    En los años posteriores al encuentro, G2 se volvió más compacto de nuevo. Los investigadores sugirieron que algo gravitatoriamente poderoso está manteniendo la el objeto unido, lo que significa que probablemente sea una estrella de algún tipo.

    Nuevas evidencias

    Los autores del estudio pasaron varios años estudiando el centro de la galaxia desde el Observatorio W.M. Keck en Hawái, buscando más objetos potenciales de este tipo.

    El equipo identificó cuatro nuevos glóbulos que se ajustaban a la medida, cada uno siguiendo un camino orbital muy diferente alrededor de Sagitario A*, pero mostrando características similares a G1 y G2.

    Los nuevos objetos parecen nubes compactas de gas la mayor parte del tiempo, dijeron los investigadores, pero cuando sus órbitas los acercan al agujero negro, se deforman y se alargan, al igual que el G2.

    La explicación más probable es que los glóbulos G son productos de estrellas binarias que se suavizaron por la gravedad del agujero negro, escribieron los autores.

    El número de objetos tipo G observados encaja con el porcentaje esperado de estrellas binarias en el centro de la galaxia, agregaron. Además, debido a que las estrellas tardan cerca de un millón de años en fusionarse, los objetos podrían haber nacido durante el último evento conocido de formación estelar cerca de Sagitario A*, que tuvo lugar hace cerca de cinco millones de años.

    El estudio se publicó en la revista Nature.

    Etiquetas:
    agujero negro, galaxia, Vía Láctea
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook