06:28 GMT +308 Diciembre 2019
En directo
    Elena Serova, cosmonauta rusa

    Una de las pocas mujeres en viajar al espacio revela a Sputnik los secretos del cosmos

    © Sputnik / Roman Sokolov
    Espacio
    URL corto
    1701
    Síguenos en

    La cosmonauta rusa Elena Serova contó a Sputnik qué fue lo que más le impresionó en su expedición espacial, cómo es la vida diaria de una mujer en el espacio y qué es lo que más echó en falta durante sus 167 días en órbita.

    Hace justo 35 años, Svetlana Savítskaya fue la primera mujer en llevar a cabo una caminata espacial. Aunque tenía solamente ocho años en aquel entonces, Elena Serova ya sabía que su vida también estaría de alguna manera ligada al espacio. Sin embargo, no imaginaba que llegaría a ser cosmonauta.

    "Si soy sincera, ni sospechaba que un día sería cosmonauta. Pero ya en aquel entonces percibía, tal vez intuitivamente, que mi vida estaría vinculada al espacio. (...) Solo más tarde supe que podría inscribirme en la brigada de cosmonautas, que eso era algo posible y que podría intentarlo. No soñaba en la infancia que sería una cosmonauta, (...) para mí eso era algo de ciencia ficción, algo completamente imposible, como para cualquier otro niño", recordó Serova durante una entrevista con Sputnik.

    Elena Serova, cosmonauta rusa, durante su visita al estudio de Radio Sputnik, en Moscú
    © Sputnik / Evgeny Odinokov
    Elena Serova, cosmonauta rusa, durante su visita al estudio de Radio Sputnik, en Moscú

    Pese a no haber estado influenciada directamente por Savítskaya, Serova reconoce la importancia del hecho de la cosmonauta soviética, que calificó como una verdadera "hazaña".

    "Hay que tener en cuenta qué es una caminata espacial, la dificultad de este trabajo. Es un trabajo inhumano, en realidad, si tenemos en cuenta todas las condiciones en las que ocurren: es un ambiente agresivo, el espacio no es un ambiente completamente hecho para nosotros. Sin embargo, Savítskaya lo logró a la perfección y mostró a todo el mundo que las mujeres son capaces de realizar tales trabajos", subrayó Serova.

    Mujeres en el espacio

    Aunque el número de mujeres cosmonautas haya crecido desde el inicio de la exploración espacial, la cantidad de hombres en la profesión todavía es mucho mayor. Para Serova, las mujeres tuvieron —y todavía tienen a día de hoy— que luchar contra los diferentes estereotipos y demostrar que sí pueden estar presentes en profesiones que históricamente han sido masculinas, como la cosmonáutica. Sin embargo, considera que, más allá del género, es importante poner el foco en las capacidades profesionales de los candidatos.

    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, entrega la medalla de Héroe de Rusia a la cosmonauta Elena Serova
    © Sputnik / Valery Melnikov
    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, entrega la medalla de Héroe de Rusia a la cosmonauta Elena Serova

    "No existe tal criterio: hombre-cosmonauta o mujer-cosmonauta. La persona es profesional o no lo es; es capaz de realizar las tareas que se le asignan o no lo es. No puede haber otra manera. Esa idea de tener un 50% de mujeres y un 50% de hombres es completamente equivocada. Si una persona está a la altura de la profesión, cumple con sus requisitos, significa que puede realizar su trabajo con calidad", dijo Serova.

    La cosmonauta aclaró que, pese al número superior de cosmonautas de sexo masculino en la Estación Espacial Internacional (EEI), la nave posee todo lo necesario para la comodidad de una mujer.

    "Tenemos todo lo que necesitamos para poder volar tranquilas, mantener la higiene y tener algún tipo de privacidad. Muchos preguntan: '¿cómo se bañan, dónde se lavan el pelo, cómo cuidan de la higiene en general?' Pues... al igual que los hombres. Allá hay todo para ello, hay ciertas zonas privadas, hay kits de cosméticos. Pero son iguales para todos. Si vuela una mujer, no significa que lleve con ella una maleta de cosméticos o champús. Las mujeres se adaptan a un nuevo ambiente rápidamente. Es parte de nuestra naturaleza", explicó la cosmonauta.

    Serova consideró, además, que sea en la Tierra o en el espacio, las mujeres tienen la habilidad de adaptar las cosas para que se pueda vivir mejor. Sin embargo, no son "tan caprichosas como pueda parecerle a algunos".

    La vida en el espacio

    Serova participó de la 41 expedición de la EEI y estuvo en el espacio durante poco más de 167 días —del 25 de septiembre de 2014 al 12 de marzo de 2015—. Al recordar sus primeros días a bordo de la estación, la cosmonauta cuenta que la sensación de ingravidez fue una de las cosas que más le impresionó.

    "A menudo me preguntan sobre la ingravidez. Para mí fue muy sorprendente. La sensación que experimenté en órbita es la misma que había sentido cuando soñaba que volaba. Exactamente igual. Y luego tuve un extraño pensamiento: ¿tal vez esto es una memoria genética? No sé cómo se puede explicar esto, pero simplemente ya sabía físicamente qué era y cómo sucedería", afirmó Serova.

    Otra memoria inolvidable de la cosmonauta es la visión de nuestro planeta desde de la escotilla, al despertarse por primera vez en la EEI.

    "La mañana siguiente me desperté, mezclé mi té con leche. Los chicos seguían durmiendo y volé hacia la ventana. Fue absolutamente increíble. Imagínate: te levantas por la mañana, te preparas café o té, miras por la ventana. Y ves algo distinto. No es un patio verde, ni valles nevados. Es un espectáculo incomparable: nuestro planeta. Y poner en palabras esta primera impresión es imposible", subrayó Serova.

    Vuelta a la Tierra

    La cosmonauta contó que una de las cosas que más deseaba al volver a la Tierra era respirar el aire invernal, una vez que estuvo en el espacio durante todo el invierno.

    "Volvimos en el inicio de la primavera, pero tuve suerte. En el lugar del aterrizaje, en Zhezkazgan, nevó (...) Cuando me sacaron, inspiré aquel aire fresco helado y sentí una felicidad indescriptible. Eso me hacía falta. Todos saben que las ventanas de la estación espacial no se pueden abrir", contó la cosmonauta con una sonrisa.

    Serova recibió el 2016 el título honorífico de Héroe de Rusia. Aquel mismo año concluyó su carrera en la cosmonáutica y salió elegida diputada de la Duma Estatal —Cámara Baja— de la Asamblea Federal —órgano legislativo— de Rusia.

    Elena Serova, en la Duma Estatal de la Asamblea Federal de Rusia
    © Sputnik / Maxim Blinov
    Elena Serova, en la Duma Estatal de la Asamblea Federal de Rusia
    Etiquetas:
    mujeres, Rusia, espacio, cosmonáutica, cosmonautas, Elena Serova
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik