Widgets Magazine
10:58 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Nebulosa del Caracol

    El telescopio que podría resolver el principal secreto del Universo

    © Foto: NASA/JPL-Caltech/Univ.of Ariz.
    Espacio
    URL corto
    1171
    Síguenos en

    Científicos rusos contaron a Sputnik sobre un nuevo telescopio capaz de detectar la radiación gamma cósmica procedente de la materia oscura.

    El telescopio Gamma-400 ayudará a investigar en detalle el centro de nuestra Galaxia, la constelación del Cisne, otros objetos del disco galáctico y detectar signos de materia oscura.

    El espacio está lleno de radiación electromagnética de diversa naturaleza. Entre sus fuentes pueden estar las erupciones solares, las estrellas, los púlsares, los núcleos activos de galaxias, los procesos de materia oscura y muchos más.

    Para los astrofísicos, los rayos gamma son una fuente inestimable de información sobre los mundos distantes.

    El problema es que la radiación gamma, como todas partículas espaciales excepto el neutrino, se absorbe completamente en la atmósfera de la Tierra y llega hasta la superficie en forma de diferentes rastros secundarios. Para observar los rayos gamma galácticos en su forma más pura, es necesario ir más allá de la atmósfera.

    Además: Los científicos revelan el origen de las misteriosas señales extragalácticas

    Otra dificultad consiste en que las partículas de la radiación gamma son neutras así que el único modo de observarlas es hacerles interaccionar con alguna sustancia y medir la energía liberada y el rumbo de la llegada de los fotones.

    Cuanto más precisamente determine el telescopio la energía de los rayos gamma, y por ende mayor será su resolución angular, tanto más valiosa será la información que proporcione.

    El nuevo telescopio podrá observar la energía dentro de un intérvalo entre 20 megaelectronvoltios (MeV) y 400 gigaelectronvoltios (GeV) con una resolución angular de una centésima de grado. Para comparar, el rango del FERMI/LAT norteamericano es de 100 MeV a 100 GeV con una resolución angular de una décima de grado.

    El telescopio empezará a funcionar en el 2025. Será instalado en la plataforma satelital 'Navegador' junto con otros telescopios y detectores. Será puesto en una órbita muy elíptica que va a cambiar su forma cada cierto tiempo –de redonda a alargada–, lo que le permitirá evitar la sombra de la Tierra y medir los rayos gamma cósmicos fuera de los cinturones de radiación del planeta.

    También: El proyecto sPHENIX estudia la 'sopa' en la que 'se coció' nuestro universo

    Entre las tareas principales de Gamma-400 está la observación de sistemas duales como dos agujeros negros. También son de interés los objetos que emiten radiación periódicamente.

    Asimismo, con ayuda de Gamma-400 se espera verificar las hipótesis sobre la naturaleza de la materia oscura cuya existencia ya nadie pone en duda. Hay varios indicios circunstanciales, por ejemplo halo galáctico o las estrellas que giran alrededor del centro de la masa invisible. El nuevo telescopio Gamma-400 será capaz de detectar la radiación gamma cósmica de alta energía procedente de la interacción de las partículas de la materia oscura.

    Te puede interesar: Agujeros negros: respuestas sencillas a preguntas difíciles

    Etiquetas:
    materia oscura, rayos gamma, telescopio, espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik