Widgets Magazine
05:57 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    Representación artística de una enana blanca rodeada por los restos

    El destino del Sol podría ser el mismo que el de esta estrella moribunda

    © Foto: NASA
    Espacio
    URL corto
    140
    Síguenos en

    Científicos de la Universidad de Warwick (Reino Unido) e investigadores españoles dicen haber encontrado un planeta 'muerto' girando alrededor de una estrella moribunda. Según su investigación, publicada en la revista Science, ese es el futuro que le espera a la Tierra y al Sol dentro de unos 5.000 millones de años.

    Y es que dentro de esos millones de años el Sol se quedará sin combustible y se hinchará como una pelota a punto de explotar que muy seguramente engullirá a nuestro planeta. Con el tiempo, el Sol acabará por apagarse y se convertirá en una estrella moribunda, fría y densa del tamaño de un planeta: en una enana blanca. Precisamente lo que, según el estudio, publicado el 4 de abril, le ocurrió a la estrella SDSS J122859.93+104032.9.

    Está situada a 413 años luz de la Tierra y en su órbita gira un planetesimal: fragmentos que son más pequeños que un planeta y a partir de los cuales se forman planetas sumamente pequeños llamados protoplanetas.

    El planetesimal mide de seis a 600 kilómetros de diámetro y, en algún momento de su existencia, giró alrededor de una estrella amarilla y brillante. Ahora mismo se encuentra brotando de un pequeño objeto rocoso y no es más que el núcleo metálico de un planeta fallecido. Es rico en hierro, lo que probablemente le ha permitido no quedarse desgarrado.

    "La gravedad de la enana blanca es tan fuerte —alrededor de 100.000 veces mayor a la de la Tierra— que un asteroide típico habría quedado despedazado por las fuerzas gravitaciones si hubiera pasado lo suficientemente cerca de la enana blanca", según ha explicado al periódico ABC Christopher Manser, el autor principal de la investigación.

    ¿Y qué le ocurrió al entorno de la estrella? Eva Villaver, investigadora del departamento de física teórica de la Universidad Autónoma de Madrid y coautora del estudio, ha explicado al ABC que una de las opciones que baraja el equipo para la supervivencia de este tipo de asteroides es que sean los restos de objetos más grandes erosionados dentro de la estrella. Tampoco descartan que "hayan sido lanzados a esas órbitas cercanas después por planetas que sobrevivieron más alejados de la estrella y que no fueron engullidos".

    Los investigadores lo han hallado utilizando el Gran Telescopio Canarias (GTC), uno de los telescopios ópticos más potentes actualmente, y que está situado en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en La Palma (España). Manser quiere seguir usando el método con el que se ha encontrado a SDSS J122859.93+104032.9 para buscar otros planetesimales en otros seis sistemas solares en los que hay discos de residuos rodeando a enanas blancas, y añade que en el futuro, cuando se construyan telescopios más potentes, quizás serán capaces de analizar sistemas más tenues.

    Te puede interesar: Una estrella de la Vía Láctea amenaza con una de las explosiones más potentes del universo

    El objetivo al analizar las enanas blancas, dice Villaver, es adelantarnos al final evolutivo de las estrellas como el Sol y, por tanto, al nuestro.

    Etiquetas:
    planeta, enanas blancas, Sol, Espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik