En directo
    Una galaxia (imagen referencial)

    ¿Qué hay detrás del rastro de materia oscura en el centro de la Vía Láctea?

    CC0 / Pixabay
    Espacio
    URL corto
    0 41

    El telescopio orbital Fermi encuentra otra evidencia de que los presuntos rastros de materia oscura en el centro de la Vía Láctea fueron producidos por estrellas ordinarias, y no por las desintegraciones de partículas de esta misteriosa sustancia. Sus hallazgos se presentaron en la revista Nature Astronomy.

    "Para nosotros era extremadamente importante saber cómo está formada esta área de exceso de radiación gamma y dónde se ubica, así como cuál es su espectro. Sin eso no podíamos entender qué genera este brillo exactamente: la descomposición de partículas de materia oscura o procesos astrofísicos ordinarios en el centro de la Vía Láctea", afirmó Christophe Weniger de la Universidad de Ámsterdam de los Países Bajos.

    La materia oscura es una sustancia invisible, cuya presencia solo puede juzgarse por sus efectos gravitacionales. No interactúa con las ondas electromagnéticas, es decir, no emite, absorbe ni refleja ninguna radiación. La materia común representa un 4,9% de la masa del universo, y su oscuro 'primo' el 26,8%. La mayoría de los físicos creen que la materia oscura puede consistir en partículas pesadas que interactúan débilmente, las llamadas WIMP.

    En 2009 el telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi detectó los primeros rastros de materia oscura en forma de un misterioso exceso de radiación gamma en el centro de la Vía Láctea, cuyo brillo en la parte de alta energía del espectro era mucho más alto que los valores teóricamente predichos. Como los científicos asumieron entonces, la fuente de esta radiación era la decadencia de las WIMP colisionantes.

    No te lo pierdas: Científicos encuentran un enorme planeta errante a las afueras del sistema solar (foto)

    Las observaciones posteriores con Fermi, así como los datos del telescopio espacial de rayos X NuSTAR, llevaron a cuestionar esta hipótesis. El hecho es que estos excesos se distribuyeron en el núcleo de la galaxia de una manera 'puntual'. Esto indicó su posible fuente: púlsares de milisegundos, estrellas jóvenes de neutrones.

    Si los púlsares y los agujeros negros generan esta señal, entonces será más fuerte en los lugares donde se agrupan las estrellas, y más débil donde no están o hay pocas. A pesar de la simplicidad de esta idea, los científicos necesitaron observar el centro de la Vía Láctea durante ocho años para acumular datos suficientes para verificarla.

    Los investigadores procesaron las imágenes de Fermi con un algoritmo especial que compara las masas de estrellas en diferentes partes del centro de la galaxia y lo brillantes que se ven en el rango gamma.

    Resultó que una relación entre el número de estrellas y la fuerza de resplandor de la galaxia de verdad existe, y es muy fuerte.

    Insólito: Astrofísicos aseguran que extraterrestres 'roban' estrellas

    Los científicos esperan que los datos recopilados por el telescopio gamma ayuden a los radiotelescopios más grandes del mundo, como MeerKAT y SKA, a obtener las primeras fotografías de estos púlsares y demostrar que realmente existen.

    Además:

    Astrónomos descubren los restos de nuestra 'galaxia gemela'
    Qué han descubierto los científicos sobre el posible portal a un universo paralelo
    Los científicos hallan un posible rastro de materia oscura
    Las primeras imágenes del 'umbral' del agujero negro en la Vía Láctea revelan algo inesperado
    Etiquetas:
    investigación, materia oscura, espacio, Fermi (Telescopio Espacial de Rayos Gamma), Vía Láctea
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik