En directo
    Espacio
    URL corto
    5161
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Una tormenta geomagnética de magnitud G1 (escala con el valor máximo de G5) llegará a la Tierra el 23 de julio, mientras la atmósfera permanecerá en estado de perturbación el 15, el 20 y el 22 de julio, afirman científicos del Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol del Instituto Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia.

    Las tormentas geomagnéticas de magnitud G1 pueden provocar fluctuaciones ligeras en los sistemas energéticos y afectar de modo insignificante sistemas de control de aparatos espaciales, así como causar auroras boreales en altitudes de más de 60 grados.

    Partículas provenientes del Sol provocaron tormentas magnéticas en la Tierra el 28 de junio, el 6 y el 7 de mayo y el 20 de abril del año en curso, que fue comparable en intensidad con la del 18 de marzo, pero más duradera.

    El paso de la Tierra por corrientes del viento solar no tiene nada de extraordinario y suele suceder en períodos de actividad solar mínima, cuando el campo magnético del Sol se debilita sustancialmente y pierde la capacidad de retener el plasma cerca de la superficie del astro.

    No te lo pierdas: Resuelto el misterio de los tornados de plasma en el Sol

    Como resultado, aumenta sustancialmente la velocidad y la densidad de las corrientes de partículas que se desprenden del Sol, formando el viento solar.

    Además:

    Astrónomos rusos exhortan a prepararse para una tormenta magnética
    La tormenta magnética más fuerte del año deja perplejos a los astrónomos
    El Sol está 'incinerando' el campo magnético de la Tierra
    ¿Qué está pasando en el Sol? Científicos registran una potente tormenta magnética
    Etiquetas:
    desastres naturales, tormenta solar, Sol, astronomía, ciencia, tormenta geomagnética, Academia de Ciencias de Rusia, Tierra, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik