En directo
    Espacio
    URL corto
    102228
    Síguenos en

    Ucrania ha desarrollado en estos últimos años la cooperación en el campo espacial con la Unión Europea, si bien varios proyectos han sido suspendidos. El experto en el ámbito de la industria militar y espacial Alexéi Leonkov, en un comentario exclusivo para Sputnik, explicó qué futuro le espera a la cosmonáutica ucraniana.

    "Jamás de los jamases"

    "Las decisiones que Ucrania ha tomado en los asuntos relacionados con el desarrollo de su industria espacial se pueden describir mejor con la palabra 'controvertida'. Anteriormente, estaba prevista la integración paulatina con la industria espacial de Rusia; de esta manera la ucraniana podría sobrevivir", señaló el experto.

    A su juicio, Ucrania tenía todas las posibilidades de realizar un lanzamiento independiente de su propio cohete espacial. Por ejemplo, podría haber negociado con Kazajistán —que cuenta con el cosmódromo Baikonur—, pero al fin y al cabo no lo hizo.

    El programa de misiles balísticos de Ucrania fue eliminado a principios de los años 1990. Cuando Kiev rechazó las armas nucleares que había heredado de la URSS, se quedó sin la posibilidad de producir proyectiles de este tipo, recordó el especialista.

    "Durante un período relativamente corto, Ucrania lanzó cohetes Dnepr, que usó para enviar satélites a la órbita de la Tierra. Cuando se acabaron, llegó el fin de su programa de misiles", señaló el experto y reiteró que dicho programa no continuó.

    No te lo pierdas: La industria espacial ucraniana pierde millones por interrumpir la cooperación con Rusia

    Después del "ruin año 2014", todas las posibilidades de Ucrania en el campo espacial "se redujeron a cero", expuso Leonkov.

    "El problema es que Rusia no necesita de sus tecnologías y Europa tampoco. […] Todas las declaraciones acerca de que Kiev podría crear su propio cosmódromo y un programa espacial se perciben con mucho escepticismo, e incluso hay quienes sonríen irónicamente. Esto no va a pasar jamás de los jamases", predijo el entrevistado.

    Cohetes con la eficacia de una locomotora de vapor

    La creación de una industria espacial propia requiere de inversiones significativas, apuntó el especialista y mencionó el ejemplo de los países europeos, entre ellos, Alemania y Francia, que desarrollan un programa espacial conjunto.

    "Los vuelos espaciales son muy caros. En esencia, es un negocio deficitario y necesita de donaciones presupuestarias. Si comparamos el peso de una carga con el peso de un cohete portador, veremos que el cociente de eficacia energética de este último no supera al 4% que lo asemeja al de una locomotora de vapor", subrayó.

    Ningún país es capaz de seguir con su programa espacial sin dotaciones presupuestarias ya que este supone gastos enormes.

    "Los vuelos espaciales no suponen ingresos tan grandes como la producción de aviones o la industria automovilística. Sí, son caros, pero existen maneras de hacerlos más baratos. Sin embargo, a lo largo de los últimos 60 años hemos lanzando satélites con cohetes portadores, es decir, a la antigua", indicó Leonkov.

    El experto citó como ejemplo el lanzamiento de cohetes ucranianos Zenit en el marco del proyecto Sea Launch. El costo de una operación se cifra aproximadamente en 70 millones de dólares.

    Más aquí: Nueva era espacial: Rusia concreta sus planes para el cosmódromo marítimo Sea Launch

    Incluso si estos lanzamientos generan ganancias, todos los gatos adicionales, como el costo de mantenimiento, reducen a cero su efectividad económica, enfatizó el analista.

    "En otras palabras, para tener ganancias, habría que realizar lanzamientos en masa, como lo hacía la URSS. Cabe recordar que, en los años 1970, la Unión Soviética realizaba tres veces más lanzamientos [al año] que Estados Unidos", destacó.

    La Agencia Espacial de Ucrania y la Comisión Europea firmaron el 29 de mayo un acuerdo de cooperación. De acuerdo con este acuerdo, Kiev dará al programa europeo Copérnico acceso completo, abierto y libre a los datos de sus satélites que monitorean el agua y la atmósfera del planeta.

    Además: China comprará tecnología soviética para su misión a la Luna

    En la actualidad, Kiev prevé invertir fondos presupuestarios en la realización de proyectos espaciales para fines científicos y militares, así como en la modernización de los sistemas de navegación espaciales.

    Ucrania efectivamente suspendió su participación en el proyecto Sea Launch en 2014. Kiev suministraba cohetes portadores Zenit 3SL —fabricados por la Oficina de Diseño Yuzhnoye— para este programa. Los planes de Kiev de reanudar su participación en el programa Sea Launch todavía no están claros.

    La Agencia Espacial de Ucrania gastó más de la mitad de los fondos presupuestarios que había recibido en 2017 —más de 57 millones de dólares— para reembolsar el crédito que había invertido en la creación de un sistema de comunicaciones satelital.

    Te puede interesar: Ucrania asegura estar lista para crear bases en la Luna y Marte

    Además:

    Ucrania vende a China 'el sueño' de la URSS
    "Ucrania está perdida para Rusia"
    El 'sueño' vendido por Ucrania ayudará a desarrollar el avance chino en el espacio
    Ucrania afirma que no ha suministrado a Corea del Norte armas ni tecnologías militares
    Agencia Espacial ucraniana: artículo sobre Corea del Norte fue inspirado por Rusia
    Etiquetas:
    espacio, Zenit-3SL (cohete), Sea Launch, Agencia Espacial de Ucrania, URSS, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook