En directo
    Un satélite, imagen ilustrativa

    De dónde provienen y para qué sirven las alarmas de los 'satélites asesinos' rusos

    CC0 / Pixabay
    Espacio
    URL corto
    4912

    El aparato espacial secreto Kosmos 2521 comenzó a moverse alrededor de otra sonda del mismo tipo, la Kosmos 2519, que permanecía inmóvil desde hacía tres meses. Un acontecimiento regular, sin embargo, provocó una reacción alarmista entre los expertos británicos, incluido Philipp Clark, especialista en los programas espaciales soviético y chino.

    Según indicó Clark, el Kosmos 2521 comenzó a moverse a mediados de marzo y la distancia entre ambos aparatos se ha modificado varias veces durante ese período, cambiando la trayectoria. 

    Clark afirma que los cambios de la distancia entre los aparatos rusos significan que Rusia ha conseguido obtener una herramienta capaz no solo de vigilar a los otros satélites, sino también interceptarlos y destruir los elementos de los grupos satelitales de otros países. De ahí que el experto calificara a Kosmos de "satélites asesinos".

    "Semejantes satélites asesinos deben convertirse en el futuro en un elemento clave de la unidad orbital rusa y van a desempeñar un papel disuasorio en la carrera militar en el ámbito espacial": esas fueron las palabras de Clark al medio Hand of Moscow.

    Estas declaraciones alarmistas tienen poca base real, asegura el coronel y director de la revista Arsenal Otechestva, Víktor Murajovski.

    "La situación con el movimiento de los satélites es bastante normal para esta clase de aparatos espaciales: pueden cambiar las órbitas y realizar diferentes tareas. Desde nuestro punto de vista, la situación es absolutamente normal. Desde la perspectiva de expertos extranjeros de países hostiles hacia nosotros, probablemente no sea tan normal. ¡Que sigan preocupados! Este analista no conoce los objetivos del satélite, por lo que ha elaborado una teoría sobre lo que considera relevante en esta situación político-militar", subrayó en su entrevista para el medio ruso NSN.

    Según Murajovski, estas preocupaciones entre los generales estadounidenses por los últimos movimientos de satélites rusos provienen de la falta de información sobre las verdaderas tareas de los aparatos rusos. El satélite Kosmos 2521 es la respuesta tecnológica de Rusia a la carrera de armamento espacial que Estados Unidos está a punto de lanzar.

    Los satélites militares pueden maniobrar en el espacio, acercarse a los satélites enemigos y llevar a cabo tareas de reconocimiento. Así Rusia podría llegar a saber cuándo se realizará un ataque y también sobre el reagrupamiento de las FFAA de otros países.

    "EEUU entiende esto, de ahí surgen los temores", concluyó.

    El satélite secreto Kosmos 2519 fue lanzado el 23 de junio de 2017 desde el cosmódromo de Plesetsk. Dos meses después, otra sonda 'asesina', la Kosmos 2521, se separó del aparato.

    En octubre del 2017, las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia pusieron a prueba este satélite militar. Durante los ejercicios, los especialistas militares rusos examinaron los sistemas de comunicación y el 'software' de la sonda.

    El satélite puede separarse de su plataforma de modo automático, ser controlado a distancia y conectarse al equipo de a bordo.

    Además:

    Defensa de Rusia pone en órbita un satélite militar (vídeo)
    Los satélites, nuevo objetivo de la carrera armamentística
    EEUU teme que China y Rusia desarrollen armas para atacarle en el espacio
    Etiquetas:
    satélites, órbita, Kosmos-2521
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik