En directo
    Un astronauta fuera de la EEI

    El futuro de la EEI, ¿en entredicho?: "La cooperación en el espacio podría acabar próximamente"

    © Sputnik / Servicio de prensa de Roscosmos
    Espacio
    URL corto
    6187

    La cooperación entre Rusia, EEUU y los países de la UE en el espacio podría acabar próximamente, opina Gerhard Kowalski, experto en la industria aeroespacial. Descubre las posibles causas que podrían contribuir a semejante desenlace.

    Los planes de la Administración Trump de salirse del programa de financiación de la Estación Espacial Internacional (EEI) a cuenta del presupuesto estatal y devolver la financiación a empresas privadas no ha sido una sorpresa. Pero sí es cierto que estos planes aumentan la incertidumbre sobre el porvenir de la EEI, opina el especialista en la industria espacial Gerhard Kowalski.

    Previamente, los socios de EEUU que están participando en el programa tomaron la decisión de administrar conjuntamente la EEI hasta 2024. Dichos países podrían dedicarse tras esta fecha a otros proyectos espaciales, si bien eso no sería algo extraordinario, habida cuenta del desarrollo de la ciencia y la tecnología. Además, Trump declaró que la EEI podría ser financiada en EEUU por parte de compañías privadas.

    Los países europeos no han tomado una decisión acerca de su participación en el programa de funcionamiento de la EEI hasta 2024. Lo que sí se sabe es que se comprometieron a financiarla hasta 2020. 

    Le podría interesar: Conoce las empresas y naciones que planean conquistar la Luna

    "Tras realizar los proyectos dirigidos a crear su propia estación orbital y su propia nave espacial, Hermes, los países europeos no añadieron nuevas ideas a gran escala en temas relacionados con la cosmonáutica pilotada", declaró Kowalski. 

    Esta es la razón por la que se puede observar el aumento de la cooperación de la UE con China, que abarca hasta los entrenamientos conjuntos realizados por los astronautas de la Agencia Espacial Europea y sus colegas chinos.

    El fin de trabajo de la EEI, según Kowalski, es una mala señal. Su funcionamiento es un gran ejemplo de cómo se realiza la cooperación internacional en el espacio. El experto opina que los representantes del ámbito político tienen que tomar ejemplo de esta cooperación. 

    Sin embargo, Kowalski señala que a Rusia no le decepcionaron las noticias desde EEUU, porque Moscú planea construir su propia estación orbital tras la EEI. 

    "Desde hace mucho tiempo, los rusos tienen objeciones contra la EEI, porque esta representa la tercera generación de estaciones espaciales, tras los complejos Saliut y la estación Mir, controlada por ellos mismos. La EEI no es más que la estación Mir pero a escala internacional y de tamaño más grande", resumió Kowalski.

    El analista le sorprende que los países europeos no cooperen de manera más activa con Rusia en el espacio. Según su opinión, hay que superar este período, donde a Rusia la atacan en todos los ámbitos. 

    Lea más: Rusia debate con China cooperación en el espacio y en la esfera de la aviación

    "Ellos [los rusos] son buenos solo cuando llevan a alguien consigo", aseveró Kowalski, refiriéndose al hecho que la tripulación de la EEI, a lo largo de muchos años, parte al espacio solo a bordo de las naves rusas Soyuz. 

    Recientemente, el periódico The Washington Post comunicó, citando documentos de la NASA, que la Administración Trump está barajando la posibilidad de devolver la EEI a empresas privadas y cesar su financiamiento a cuenta del presupuesto estatal para 2024.

    "Es posible que la industria pueda continuar operando ciertos elementos y capacidades de la EEI como parte de la futuro plataforma comercial", expone el documento de la NASA.

    Además:

    La Luna, el próximo foco de cooperación internacional en el espacio
    El futuro de la carrera espacial entre EEUU, Rusia y China
    Etiquetas:
    cooperación, espacio, UE, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik