En directo
    La luna

    La batalla por el espacio: cómo la URSS ganó la 'guerra de las galaxias' de EEUU

    CC0 / Pixabay
    Espacio
    URL corto
    5321

    Hace 35 años, EEUU iniciaba su Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI, por sus siglas en inglés). El columnista de Sputnik, Vadim Saranov, cuenta qué había detrás de la 'guerra de las galaxias' estadounidense y quién salió vencedor de ella.

    • Perspectivas dudosas

    En marzo de 1983, el entonces presidente de EEUU Ronald Reagan anunció la creación de un sistema de defensa de misiles con elementos basados en el espacio. El proyecto fue acompañado por una poderosa campaña de propaganda. Los principales canales de televisión del mundo mostraban fantásticos vídeos animados, en los cuales los satélites de combate de EEUU derribaban misiles balísticos soviéticos con rayos láser y otras armas asombrosas. Los representantes del Pentágono y de la industria de defensa estadounidense reiteraron unánimemente que el SDI era una defensa garantizada contra el  supuesto aplastante ataque termonuclear de los soviéticos.

    Le puede interesar: ¿Quién ganó la carrera espacial?

    Los principales medios de destrucción serían unos láseres de rayos X generados por explosiones nucleares. De acuerdo con la idea de los ingenieros, en la hora H, interceptores especiales serían lanzados desde submarinos y explotarían en el espacio. La energía de las explosiones nucleares, transformadas en poderosas radiaciones direccionales, literalmente quemarían los bloques de combate de los misiles atacantes. Para garantizar que todos los blancos fueran atacados, se colocarían poderosos dispositivos láser también en tierra.

    • Cañón láser orbital

    Pese a que el proyecto estadounidense sonaba como pura fantasía, en la Unión Soviética el programa fue tomado en serio. Una comisión encabezada por el académico Evgueni Velikov fue creada para evaluar las perspectivas de la SDI. Sin embargo, tras estudiar el tema en detalle, los especialistas llegaron a una conclusión inequívoca: no había en ese momento posibilidades económicas o técnicas para la realización de los planes estadounidenses.

    "La SDI se basaba en un trabajo de investigación arriesgado con un resultado desconocido, pero nada fue construido, en realidad. Cálculos y experimentos realmente se llevaron a cabo, pero las afirmaciones de que Estados Unidos estaba a punto de obtener esos sistemas, por supuesto, eran un bluf", explicó a Sputnik Viktor Murajovski, experto en armamentos y director de la revista Arsenal Otechestva.

    Algunos consideran que la URSS, sin embargo, cayó en el bluf estadounidense y comenzó a invertir en la militarización del espacio exterior, lo que agravó la situación económica ya difícil en la nación soviética.

    El elemento más costoso de la 'SDI soviética' fue el Skif, una plataforma de armas espaciales. El dispositivo, con un láser de dióxido de carbono, estaba destinado a combatir los satélites estadounidenses. En mayo de 1987, el Skif, o más bien, su modelo dinámico de 80 toneladas, fue enviado al Espacio. El dispositivo sin embargo tuvo problemas y colapsó en el Océano Pacífico.

    Muchos expertos afirman, sin embargo, que el Skif no tenía una relación directa con el programa estadounidense,

    "Los proyectos de sistemas de misiles soviéticos en el espacio ultraterrestre no estaban de ninguna manera relacionados con este programa (…) Empezamos a desarrollar sistemas láser y cinéticos antes del lanzamiento de la SDI", afirmó Murajovski.

    Aun así, la 'guerra de las galaxias' de Reagan dio vida a algunos proyectos nacionales prometedores. En agosto de 1983, comenzó la modernización del sistema de misiles estratégicos R-36M Voevoda. La versión actualizada del misil R-36M2 contaba con protección adicional contra láseres y armas cinéticas y otros medios para superar el prospectivo sistema de defensa de misiles de EEUU.

    • ¿Una nueva carrera espacial?

    "Nuestra respuesta fue bastante potente y fuerte", consideró el coronel general Leonid Ivashov, presidente de la Academia de Estudios Geopolíticos de Rusia.

    Él consideró que el país dio un nuevo impulso al desarrollo de las nuevas tecnologías en el sistema de defensa aérea y de defensa espacial y fortaleció las capacidades del Voevoda

    "Los estadounidenses esperaban dejarnos atrás, pero cuando vieron que la URSS los superaba en más de 50 tecnologías, se vieron obligados a reducir el programa", afirmó Ivashov.

    Recientemente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció nuevamente los planes para crear tropas espaciales estadounidenses. Ivashov está convencido de que Estados Unidos está trasladando sus esfuerzos militares al espacio exterior solo porque Rusia y China están por delante en esa área.

    "Quizás quieran hacer el próximo avance tecnológico, sin embargo, no debemos correr detrás de ellos ahora, debemos actuar de manera diferente: ofrecer una amplia cooperación internacional en investigación espacial y plantear el tema de la desmilitarización del espacio exterior" apuntó el experto.

    Rusia ha abogado en repetidas ocasiones por la desmilitarización del espacio ultraterrestre. En septiembre de 2017, se presentó el proyecto de tratado ruso-chino actualizado sobre la prevención del despliegue de armas en el espacio ultraterrestre. Los países occidentales no apoyaron el tratado.

    Además:

    La carrera espacial entre EEUU y la URSS fue muy intensa y terminó en empate
    El bip-bip del Sputnik que cambió la historia
    Todo lo que tienes que saber sobre los logros de la Cosmonáutica ruso-soviética
    Etiquetas:
    armas espaciales, carrera espacial, URSS, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik