18:29 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Cadenas de oro

    Las ondas gravitacionales revelan el secreto del nacimiento del oro en el universo

    CC BY-SA 2.0 / Adam / Gold chains
    Espacio
    URL corto
    6210
    Síguenos en

    La fusión de estrellas de neutrones dio origen al oro en el universo. A esta conclusión llegaron los científicos de la Universidad de Warwick después de ver y escuchar una fuente de ondas gravitacionales.

    Así, los astrónomos de la Universidad de Warwick, Inglaterra, capturaron la luz de dos estrellas de neutrones que chocaron poco después de ser detectadas a través de las ondas gravitacionales, informa Phys.org.

    Enormes cantidades de oro, platino, uranio y otros elementos pesados se crearon en la colisión de estos restos estelares y fueron bombeados al universo. La colisión produjo una cantidad oro similar a la masa de la Tierra. 

    "De hecho, a partir de las propiedades de la luz visible e infrarroja, llegamos a la conclusión de que la masa de todos los elementos pesados producidos en este evento único es 16.000 veces la masa de la Tierra", explicó Edo Berger de la Universidad de Harvard.

    Este descubrimiento también confirmó de manera concluyente que las ráfagas cortas de rayos gamma son causadas directamente por la fusión de dos estrellas de neutrones.

    Lea más: Estudio descubre fuentes desconocidas de rayos gamma en el universo

    Las ondas gravitacionales fueron detectadas por el Observatorio LIGO, ubicado en Luisiana, el 17 de agosto de este año. Asimismo, una ráfaga de rayos gamma de corta duración fue detectada por el satélite Fermi dos segundos después.

    Además:

    Estudio sobre ondas gravitacionales trae el Nobel de Física 2017 a científicos de EEUU
    El estudio sobre ondas gravitacionales, Premio Princesa de Asturias de Investigación 2017
    Ondas gravitacionales: acordes que nos permiten escuchar la historia del universo
    Etiquetas:
    estudio, metales, ondas gravitacionales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik