20:00 GMT +322 Septiembre 2018
En directo
    Los cosmonautas Paolo Nespoli (ЕSА) y Serguéi Riazanski (Roscosmos) antes de partir a la Estación Espacial Internacional (EEI). Baikonur, 28 de julio de 2017.

    Astronauta italiano comparte su experiencia de trabajar con sus colegas rusos

    © Sputnik / Maxim Blinov
    Espacio
    URL corto
    0 120

    A pesar de las discordancias y fluctuaciones políticas en la Tierra, el espacio sigue uniendo a cosmonautas de diferentes países y nacionalidades. Sputnik tuvo la oportunidad de hablar con el astronauta italiano Roberto Vittori, quien compartió su experiencia de trabajar con sus compañeros rusos.

    El 28 de julio de 2017 Roberto Vittori participó en la transmisión del lanzamiento de la nave espacial tripulada Soyuz MS-05. La nave transportó a tres miembros de la Expedición 52/53 hacia la Estación Espacial Internacional (EEI): el americano Randolph Bresnik, el italiano Paolo Nespoli y el ruso Serguéi Riazanski.

    Vea más: Así se ve desde el espacio el lanzamiento de un cohete Soyuz (vídeo)

    Después del lanzamiento, las personas que se habían reunido en la sala de la Agencia Espacial Italiana, vieron a un enano de juguete colgado en el panel de instrumentos sobre la tripulación. Si bien Vittori no se sorprendió, puesto que ya había volado con cosmonautas rusos, compartió la experiencia de su primer encuentro con este tipo de tradición rusa.

    "Cuando volé por primera vez no entendí por qué el comandante de la nave, Yuri Guidzenko, colgó un pequeño juguete al abordar. Pensé que se trataba de un talismán, pero, en realidad, en cuanto partimos, la banda elástica comenzó a estirarse. Así es como históricamente determinaban el estado de aceleración. Ahora, por supuesto, no hay ninguna necesidad para ello, pero los rusos están muy conectados a su historia y volar con ellos fue realmente fascinante. Literalmente vives la historia, te vuelves testigo de cómo es que han alcanzado este gran éxito", compartió Vittori.

    Según sus palabras, su primera experiencia de trabajo con los rusos fue preocupante al tener que entrar en un nuevo entorno idiomático y cultural, pero al final salió más que enriquecido.

    "Al principio te sientes un poco apartado, pero después descubres un mundo de personas fuertes y creas amigos para toda la vida. Conoces a profesionales que entienden lo que hay que hacer en el futuro, pero siguen siendo humanos y su manera directa en el trato hacía más fácil nuestra comunicación".

    En la EEI los cosmonautas fueron recibidos por sus colegas Peggy Whitson y Jack Fischer de la NASA, así como por el comandante de la nave, Fiodor Yurchijin, de Roscosmos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Un vistazo desde el cosmos: fenómenos espaciales indescriptibles
    Un gnomo y un osito acompañarán a los tripulantes de la Soyuz a la EEI
    Carguero espacial Dragon se desacoplará de la EEI
    Etiquetas:
    cosmos, Estación Espacial Internacional (EEI), Italia, Rusia