En directo
    La misión Apolo 11 en la Luna

    Revelan el secreto del programa espacial estadounidense Apolo

    CC BY 2.0 / Marc Van Norden / Apollo 11 - Aldrin and LM
    Espacio
    URL corto
    1611

    Un grupo de científicos reveló los vastos depósitos de agua que existen en las rocas más antiguas de la superficie lunar, lo que permite resolver los enigmas más fascinantes del programa Apolo, informa la revista Nature Geoscience.

    "La distribución de estos depósitos de agua en la superficie es clave para resolver el enigma de Apolo. Hemos encontrado que el agua se distribuye por toda la superficie de la Luna. Esto indica que el agua que hallamos en las muestras de suelo de los Apolos no es un artefacto único. Parece que todas las rocas ígneas de la Luna son ricas en agua y esto también puede ser típico para su manto", sostuvo Ralph Milliken de la Universidad Brown.

    Lee más: Vídeo: la NASA logra captar los volcanes de hielo de una luna de Júpiter

    Los autores de la investigación no solo estudiaron los resultados de los programas Apolo, sino que los compararon también con los datos obtenidos durante la misión del satélite indio Chandrayaan-1 (2008-2009) y la información sobre la temperatura de las rocas lunares a lo largo del día. Al final calcularon la proporción de agua en diferentes regiones de la Luna, incluso en las zonas de aterrizaje del Apolo 15 y Apolo 17.

    El estudio puso al descubierto que en la Luna, al igual que en la Tierra, hay grandes zonas como, por ejemplo, en el ecuador y en los polos, donde la concentración de agua es unas 40 veces mayor que lo que predecía la teoría de una Luna 'deshidratada'. Además, este hecho comprueba que el manto de la Luna debe contener aún más agua y pone en duda la teoría generalmente aceptada que explica cómo se formó nuestro satélite.

    Los científicos todavía no pueden entender el origen de esta agua, pero no descartan que inicialmente la Luna pudiera haber nacido 'seca' y más tarde recibido una gran cantidad de cometas y asteroides con grandes reservas de hielo que lograron mezclarse con las rocas lunares, incluso antes de que se hayan enfriado.

    "En la Luna hay reservas de hielo en los cráteres de los polos, pero los depósitos de agua en las rocas se encuentran en unas áreas a las que es difícil acceder. Sin embargo, a la hora de colonizar la Luna, necesitaremos todos los recursos disponibles y el hecho de que no necesitaremos importar agua de la Tierra ayudará mucho a los colonizadores", señaló Shuai Li, autora también del estudio.

    Además:

    Vídeo: la NASA logra captar los volcanes de hielo de una luna de Júpiter
    Un satélite de la NASA capta la cara oculta de la Luna
    La Luna vista desde la órbita terrestre
    Etiquetas:
    colonización, agua, hielo, Apolo, Luna
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik