En directo
    Espacio
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    Igual que las familias reales británicas lucharon por el trono de Inglaterra en la Guerra de las Rosas, un grupo de estrellas libró su propia escaramuza contenciosa —una guerra de estrellas lejana en la nebulosa de Orión—.

    Las estrellas lucharon entre sí en una pelea gravitatoria que culminó en la ruptura del sistema y la expulsión de al menos tres cuerpos estelares.

    Estas estrellas veloces habían pasado desapercibidas durante cientos de años hasta que dos de ellas fueron detectadas en las observaciones infrarrojas y de radio, capaces de penetrar la gruesa capa de polvo de la nebulosa de Orión.

    La lucha de las estrellas
    © NASA . Z. Levy
    "La lucha" de las estrellas

    Según las observaciones, las dos estrellas se desplazaban a gran velocidad en direcciones opuestas. No obstante, su origen era un misterio. Astrónomos sugirieron que eran parte de un sistema de múltiples estrellas ahora extinto, pero la energía combinada de esta pareja no corroboraba esta teoría.

    De esta manera, investigadores razonaron que debía haber al menos otro culpable que robó la energía de este 'sorteo' estelar. Así, el telescopio Hubble ha ayudado a científicos a encontrar la pieza final del rompecabezas espacial al descubrir la tercera estrella fugitiva.

    La imagen del telescopio Hubble
    © NASA . ESA, K. Luhman, M. Robberto
    La imagen del telescopio Hubble

    Los astrónomos de la NASA siguieron el camino de la estrella recién descubierta hacia la misma ubicación donde se encontraban las otras dos hace 540 años. En la actualidad el trío reside en una pequeña zona de estrellas jóvenes conocida como la nebulosa de Kleinmann-Low, cerca del centro de la nebulosa de Orion, situado a 1.300 años luz de la Tierra.

    "Las nuevas observaciones de Hubble proporcionan una evidencia muy fuerte de que las tres estrellas fueron expulsadas de un sistema de múltiples estrellas", dijo el investigador principal Kevin Luhman.

    Según explicó, los astrónomos ya habían encontrado otros ejemplos de estrellas veloces que pertenecían a los sistemas que las expulsaron. No obstante, estas tres son las más jóvenes —su edad es de unos cientos de miles de años—. Por lo tanto, estas estrellas son lo suficientemente jóvenes para tener discos del material sobrante de su formación.

    Es probable que las tres estrellas fueran echadas después de que se involucraran en el juego de tirar de la cuerda gravitacional. Cuando un sistema múltiple se desmorona, dos de sus estrellas se acercan hasta fusionarse o formar un sistema binario muy apretado.

    En cualquier caso, el evento libra suficiente energía gravitacional para impulsar a todas las estrellas del sistema hacia su exterior. Asimismo, este episodio energético produce una salida masiva de material.

    Los telescopios futuros, como James Webb Space Telescope, serán capaces de observar una amplia zona de la nebulosa de Orión. Al comparar las imágenes tomadas por Webb y Hubble, los astrónomos esperan identificar más estrellas fugitivas que se separaron.

    Además:

    La NASA saca a la luz una impactante imagen de la 'nebulosa más hermosa del Universo'
    La NASA encuentra un método para hacer a Marte habitable
    ¿Galaxias que quiebran las leyes de física?
    Etiquetas:
    estrellas, nebulosa, NASA, Espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook