En directo
    Espacio
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    El asteroide 2017 BH30 pasó a poca distancia de la Tierra de forma inesperada para los astrónomos.

    El cuerpo espacial voló a más de 50.000 kilómetros de nuestro planeta, una distancia siete veces inferior a la que hay hasta la Luna. El BH30 tiene unas dimensiones de entre tres y 10 metros de largo y su velocidad alcanza los 15 kilómetros por segundo.

    Según publica Rossiyskaya Gazeta, es poco probable que las trayectorias de la Tierra y el asteroide vuelvan a cruzarse. No obstante, incluso si esto se produjera, no habrá consecuencias graves para la humanidad, debido a que la mayoría de los asteroides se quema en la atmósfera.

    Lea más: La Tierra: el planeta que destruye la vida con la misma facilidad con la que la genera

    Pero, ¿qué habría pasado si su tamaño fuera similar al del meteorito de Cheliábinsk? ¿Habría sido posible detectarlo a tiempo y avisar a la gente?

    Decenas de miles de cuerpos espaciales de este tipo vuelan en las proximidades de la Tierra. Sin embargo, los astrónomos no los pueden ver muchas de las veces debido a que solo aparecen durante el día, cuando el sol ciega los telescopios. Esta es la razón por la que el BH30 también pasó desapercibido.

    Los científicos afirman que, en cualquier momento, algún asteroide puede 'saltar' de las profundidades del espacio sin que lo notemos. Así, para poder detectarlo antes de que sea demasiado tarde, podríamos situar los telescopios en los llamados puntos de Lagrange, que son las cinco posiciones en las que puede estar un objeto pequeño, solo afectado por la gravedad, en un sistema orbital respecto a dos objetos más grandes.

    En la actualidad, varios telescopios y laboratorios de observación ya han sido lanzados en los puntos de Lagrange. No obstante, todos están cara al sol, mientras que solo serán capaces de detectar un asteroide que se nos acerca si dan una vuelta hacia la Tierra.

    Vea también: Alerta de la NASA: "Hay poco que podamos hacer si se estrella un asteroide contra la Tierra"

    Los astrónomos han identificado casi todos los asteroides de un diámetro de más de un kilómetro, cuyo impacto podría producir efectos devastadores. No obstante, los asteroides de entre 150 metros y un kilómetro son mucho más peligrosos.

    En cuanto a los cuerpos espaciales de menor tamaño —de hasta 150 metros de largo—, no sabemos casi nada de ellos, salvo que su número alcanza el millón.

    Además:

    ¿OVNI? La NASA capta una enorme esfera azul que interactúa con el Sol (vídeo)
    Casa Blanca: Puede ser 'real' impacto de asteroide catastrófico
    La NASA enviará dos misiones al espacio para estudiar los asteroides y el sistema solar
    Etiquetas:
    espacio, distancia, observación, detección, telescopio, asteroide
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik