00:31 GMT +316 Diciembre 2019
En directo
    Imágenes de la L2 Puppis tomadas por el Very Large Telescope del Observatorio Austral Europeo (ESO)

    Los científicos visualizan cómo el Sol acabará destruyendo la vida en la Tierra

    © Wikipedia / ESO/P. Kervella
    Espacio
    URL corto
    132
    Síguenos en

    Los astrónomos han logrado ver lo que le pasará a la Tierra cuando a nuestro Sol se le acaben las reservas de hidrógeno, su principal combustible.

    "En 5.000 millones de años, el Sol se convertirá en una estrella gigante roja de dimensiones que superan su tamaño actual en cientos de veces. Además, lanzará al espacio enormes cantidades de materia debido al incremento de los vientos solares, tanto en fuerza como en cantidad. Mercurio y Venus [los planetas más cercanos al Sol] serán destruidos, pero el destino de la Tierra había sido hasta ahora cuestión de discusión", relata Leen Decin, de la Universidad Católica de Lovaina La Vieja (Bélgica), en la revista Astronomy & Astrophysics.

    La investigadora y su equipo dicen haber encontrado la respuesta a esas preguntas después de observar la 'estrella muriente' más cercana: la gigante roja L2, de la constelación de Puppis. Analizando el espectro de luz de la estrella, los científicos calcularon que cuenta ya unos 10.000 millones años de edad y dentro de los próximos 500 millones de años —un plazo de tiempo relativamente corto para el espacio— se convertirá en una enana blanca.

    Según Decin, durante los primeros 5.000 millones de años, L2 era prácticamente un gemelo de nuestro Sol, con proporciones y características similares.

    Para sorpresa de los científicos, las imágenes obtenidas por el observatorio ALMA mostraron que alrededor del agonizante astro gira un planeta a 300 millones de kilómetros, una distancia equivalente a la que hay entre el Sol y Marte.

    Aunque el planeta de L2 no se parece en nada a la Tierra o a Marte, su propia existencia cerca de una gigante roja indica que este tipo de objetos celestes puede sobrevivir en tales condiciones. Los científicos esperan que futuras observaciones ayuden a aclarar los procesos que ocurren en el planeta para así poder establecer paralelismos y predecir el futuro del nuestro.

    Además:

    ¿Sabemos cómo surgió la Luna? Científico ruso revela nueva teoría
    En un siglo, la basura espacial impedirá el lanzamiento de cohetes
    Datos curiosos: сuánto mide el asteroide más pequeño de la órbita terrestre
    Etiquetas:
    L2 Puppis, Sol, Leen Decin, Espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik