En directo
    Espacio
    URL corto
    132
    Síguenos en

    Astrofísicos de la Universidad de Nanjing (China) han presentado su propia teoría sobre el origen de las misteriosas explosiones de radio rápidas (FRB, por sus siglas en inglés), asegura el estudio publicado en The Astrophysical Journal.

    Como estas FRB son un misterio para la comunidad científica, a menudo eran consideradas señales de civilizaciones extraterrestres. Una explosión de radio rápida es un breve destello con un poder comparable al nivel de energía que el sol emite al espacio por decenas de miles de años.

    Durante sus observaciones, los astrónomos registraron cerca de 20 impulsos de este tipo, y el que se repetía más a menudo era la señal de FRB 121102. El destello fue captado por un telescopio en el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico. No sucedió una sola vez, sino que se repitió hasta en 16 ocasiones, lo que agregó un elemento de misterio al fenómeno.

    De acuerdo con los científicos chinos, cuando las FRB 121102 pasan a través de un cinturón de asteroides en uno de los sistemas planetarios distantes se genera un aumento en la radiación electromagnética. Además, la frecuencia en los destellos corresponde a la distribución de los asteroides en nuestro sistema, lo que puede indicar su similitud con otros sistemas solares.

    Si la teoría resulta ser cierta, podría ser una ventana a los asteroides alrededor de otras estrellas. "Podríamos utilizar las pulsaciones FRB individuales de diferente brillo y duración para aprender sobre el tamaño y la forma de los asteroides en el cinturón alrededor de una estrella en otra galaxia", expresó Emily Petroff, del Instituto Holandés de Radioastronomía.

    Además:

    Los astrónomos consiguen contar todas las galaxias del universo visible
    Astrónomos registran un acercamiento de Crimea hacia Rusia
    Astrónomos rusos capturan una posible señal extraterrestre
    Etiquetas:
    telescopio, vida extraterrestre, asteroide, espacio, Nanjing, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik