En directo
    Espacio
    URL corto
    150
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La plaza vacante que surgió a bordo de la nave Soyuz a consecuencia de la reducción de la tripulación rusa en la Estación Espacial Internacional (EEI) no será vendida a turistas espaciales, afirmó el director de los programas pilotados de la entidad espacial rusa Roscosmos, Serguéi Krikalev, citado por el sitio web Spacenews.

    "Debatimos con nuestros socios la posibilidad de cederles este puesto a ellos, esperamos que se interesen", expresó el funcionario durante una conferencia de prensa celebrada en el marco del Congreso Internacional Astronáutico en Guadalajara, México, y añadió que Rusia no tiene previsto vender esta plaza libre a turistas espaciales.

    Anteriormente el servicio de prensa de Roscosmos ratificó que la tripulación rusa en la EEI se reducirá de tres a dos personas, desde marzo de 2017 hasta que se sume al segmento ruso de la estación el nuevo módulo de laboratorios multifuncionales Nauka (Ciencia).

    El director de la agencia espacial, Ígor Komarov, reiteró esta información durante el evento de Guadalajara.

    Esta reducción liberaría una plaza en la nave Soyuz en cada vuelo de ida y vuelta a la estación.

    El director de los programas pilotados de Roscosmos señaló que por el momento dos tripulantes bastan para cumplir las funciones necesarias.

    "Dos personas bastan para garantizar los servicios técnicos y las investigaciones científicas; cuanto tengamos el nuevo módulo, reintegraremos a la tripulación a otra persona", informó. 

    Además:

    La nueva nave para turismo espacial
    La turista espacial Sarah Brightman ya habla ruso
    Etiquetas:
    turismo espacial, Soyuz, Roscosmos, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook