En directo
    Espacio
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    El equipo de la Estación Espacial Internacional, con la ayuda de los especialistas de la NASA en la Tierra, lograron desplegar completamente el módulo inflable BEAM, ha informado la agencia espacial estadounidense.

    Los equipos de la NASA y Bigelow Aerospace, que trabajan con el astronauta Jeffrey Williams, también han asegurado que el módulo es totalmente hermético.

    La presión en la parte externa del módulo fue igual a la que soporta la EEI. Este nuevo inflable permanecerá conectado a la estación espacial durante los siguientes dos años, que constituirán su período de prueba.

    A lo largo de la próxima semana se llevará a cabo el control de las posibles fugas que puedan afectar al nuevo volumen. Después de una semana más, el mismo Williams entrará por primera vez en el módulo inflable.

    El intento de desenvolver el espacio inflable que se llevaba a cabo desde el 25 de mayo tuvo que ser interrumpido por la escasa velocidad de despliegue y la alta presión que se registró dentro de la instalación. Al analizar el caso, la agencia espacial norteamericana decidió reiniciar la prueba el 28 de mayo.

    El módulo —desarrollado por la empresa Bigelow Airspace, que tiene un contrato con la NASA— fue transportado al espacio e introducido en la EEI a principios de abril. Más tarde, el nuevo espacio inflable fue desenvuelto, hinchado y acoplado al sector estadounidense Tranquility.

    Infografía: Estación Espacial Internacional

    Está previsto que la nueva unidad añada unos 16 metros cúbicos más al espacio habitable de la EEI.

    El módulo inflable permanecerá en la órbita durante dos años y después será desacoplado y se quemará parcialmente al entrar en contacto con la atmósfera terrestre.
    En el marco de este experimento de dos años, BEAM se someterá a pruebas de resistencia a la radiación, mantenimiento de temperatura y hermeticidad.

    Está previsto que el astronauta visite este módulo varias veces para analizar la composición del aire dentro de la instalación y registrar los niveles de los sensores.

    El 24 de mayo, el presidente de la corporación espacial rusa Enérguia, Vladímir Solntsev, anunció que su empresa había diseñado un módulo inflable parecido a BEAM y propuso la idea a Roscosmos —la agencia espacial rusa—.

    Sontsev indicó que habían terminado con éxito las pruebas iniciales del módulo inflable ruso y que, de recibir la aprobación de Roscosmos, un prototipo podría ser enviado a la EEI.

    Etiquetas:
    módulo, Estación Espacial Internacional (EEI), Bigelow Aerospace, NASA
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook