05:04 GMT +319 Diciembre 2018
En directo
    Estación Espacial Internacional (EEI)

    La cosmonáutica, una obra internacional

    © NASA
    Espacio
    URL corto
    El Día de la Cosmonáutica (10)
    0 41

    El 12 de abril se convirtió en un día festivo no solo en Rusia, sino en todo el mundo. Es natural, porque la exploración del espacio no es tarea de un solo país, es trabajo de toda la humanidad.

    Lo que se inició como una carrera tecnológica sin compromisos entre las dos superpotencias del siglo XX —EEUU y la URSS—, logró empujar el progreso científico y beneficiar a toda la humanidad, convirtiéndose en mucho más que una mera rivalidad entre dos modelos diferentes.

    Entre el lanzamiento del primer satélite artificial en 1957 y el acoplamiento de las naves "Soyuz" y "Apollo" en 1975 —considerado el fin "oficial" de la carrera espacial— las naciones del planeta vieron varios logros técnicos que contribuyeron a moldear la civilización moderna.

    Los satélites de comunicación y meteorológicos, los nuevos materiales para la industria aeroespacial, el auge de la automatización de los vuelos, el desarrollo de las computadoras, el uso de los satélites geoestacionarios, la colocación de telescopios en la órbita terrestre y muchas otras cosas ahora cotidianas —hasta la comida de preparación rápida y los tejidos resistentes a la humedad— son frutos de la carrera espacial del siglo XX.

    El fin de la carrera y el inicio del progreso global

    A partir de finales de los años 70, otros países del mundo lograron sumarse a la lista de las potencias espaciales. Para lograrlo, necesitaron alcanzar un alto nivel de formación técnica y adoptar tecnologías más modernas.

    Francia (1965), Japón y China (1970), el Reino Unido (1971), la Unión Europea (1979), la India (1980), Israel (1981), Irán (2009), Corea del Norte (2012) y Corea del Sur (2013), todos alcanzaron la capacidad de colocar satélites en órbita por su propia cuenta y con sus propias tecnologías.

    Además, Brasil, Indonesia, Argentina, Turquía, la República de Sudáfrica y otras naciones llevan a cabo programas espaciales.

    El objetivo de todos los participantes de la segunda ola de la carrera espacial es convertirse en una "potencia espacial" —es decir, en una nación capaz de lanzar satélites de manera autónoma, con el uso de sus propios cohetes portadores y de su propia infraestructura espacial—.

    Varias naciones ya gozan de éxitos considerables en este ámbito.

    China es considerada, a inicios del siglo XXI, la tercera potencia espacial mundial que posee una variedad de cohetes portadores, produce satélites de varios tipos, lanza aparatos interplanetarios y lleva a cabo un programa de estaciones espaciales nacionales. El país asiático tiene también ambiciones lunares y desarrolla naves espaciales de uso múltiple.

    La India lanzó su primer satélite con la ayuda de la URSS en 1975. Desde entonces, la nación logró desarrollar su propio cohete portador, probado con éxito en 1980. El programa espacial indio ya goza de logros considerables: lanzó su primer satélite lunar en 2008 y su primer satélite marciano en 2014, colocándolo en la órbita de Marte en su primera tentativa. Hoy en día, la India ofrece lanzamientos para varios países del mundo.

    Japón consolidó sus empresas espaciales en la agencia nacional, JAXA, en 2003. La entidad acumuló las organizaciones responsables de varios logros del país desde el lanzamiento del primer satélite en 1970 hasta el lanzamiento del aparato lunar en 2007. Ahora el país nipón desarrolla varios programas espaciales tanto por su propia cuenta, como en cooperación con otras potencias del mundo.

    Además de los países, la era moderna experimenta el auge de actores privados que buscan contrarrestar el orden establecido y aumentar la competencia en el ámbito de los vuelos espaciales. Las empresas Virgin Galactic, SpaceX, Orbital ATK, así como los productores privados de varios módulos aeroespaciales y satélites ganan terreno y llevan el ánimo comercial en un área previamente monopolizada por las agencias gubernamentales.

    La fiesta realmente internacional

    El carácter internacional de la exploración del espacio se refleja en el hecho de que el día 12 de abril es una fiesta internacional, reconocida por la ONU.

    El 26 de marzo de 1962 el cosmonauta Guerman Titov envió una petición a las autoridades de la URSS de reconocer el 12 de abril como el Día nacional de la Cosmonáutica.

    En 1969, la Federación Aeronáutica Internacional reconoció el 12 de abril como el Día universal de la aviación y la cosmonáutica.

    Desde el 2001, en el mundo se celebra La noche de Yuri —una fiesta dedicada a la conmemoración del primer vuelo espacial de un ser humano—, promovida por el Consejo Consultivo de la Generación Espacial (Space Generation Advisory Council, en inglés), una organización no gubernamental fundada en Austria que busca promover los intereses de la juventud y los jóvenes profesionales de la industria espacial en el ámbito de la exploración del espacio.

    El 7 de abril de 2011, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución —presentada por más de 60 países— de reconocer al 12 de abril como el Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El Día de la Cosmonáutica (10)

    Además:

    El cohete Atlas de EEUU seguirá volando con los RD rusos durante años
    ExoMars se pondrá en la órbita de Marte el 16 de octubre de 2016
    Roscosmos planea lanzar 44 satélites para 2025
    Rusia, Europa, EEUU y Japón investigarán Mercurio, Marte y la Luna hasta 2025
    Etiquetas:
    internacional, exploración, programa espacial, espacio, Día Internacional de la Aviación y la Cosmonáutica, NASA, Roscosmos, la India, China, EEUU, Rusia