En directo
    Espacio
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    El cosmonauta ruso Alexéi Leónov fue homenajeado durante la sesión 58 del Comité de Investigaciones Espaciales con Fines Pacíficos de la ONU en ocasión del 50 aniversario del primer viaje al espacio exterior, protagonizado por él el 18 de marzo de 1965 y el 40 aniversario del vuelo Soyuz-Apolo, en 1975, en el que también participó.

    "En el transcurso de esos 12 minutos y 9 segundos pasados fuera de la nave, el doctor Leónov cambió literalmente para siempre la historia de todos los programas espaciales", declaró el subsecretario general de la ONU, director de la oficina en Viena de la Organización, Yuri Fedótov, durante su presentación del cosmonauta ruso.

    Según Fedótov, "su vuelo no solo inspiró a millones de personas de todo el mundo, sino que también transmitió el mensaje importante de que la humanidad puede y va a trabajar en el espacio exterior".

    "El general Leónov no está presente aquí tan solo por sus méritos, sino también como la persona que representa la vía del desarrollo de las investigaciones pacíficas del espacio", añadió el subsecretario de la ONU.

    Durante su discurso Leónov relató detalladamente sobre los riesgos relacionados con la primera salida al espacio exterior.

    "Comprendíamos que el Vosjod-2 no tenía sistema de salvamento, así que de suceder algo durante el arranque, eso significaría la muerte segura de la tripulación", recordó Leónov.

    La salida de la nave tuvo lugar, según Leónov, "sobre Crimea".

    "Podía ver un radio de 1.750 kilómetros, todo el mar Negro de oeste a este; Rumanía, Bulgaria, Italia… alcé la cabeza y vi el mar Báltico; todo se veía como en un mapa; y un silencio increíble, ¡había tanto silencio! Y no me di cuenta como dije: 'La Tierra sí que es redonda'; todos estamos de acuerdo con el hecho de que la Tierra sea redonda, pero no todos podemos verlo, y es realmente redonda", relató Leónov.

    El cosmonauta habló sobre las dificultades que experimentó a su regreso a la nave espacial, cuando decidió reducir la presión en su escafandra sin informar a Tierra, para poder pasar a través de la escotilla con el traje espacial hinchado, así como sobre el aterrizaje en régimen manual, cuando la tripulación de Pável Beliáev y él tuvieron que esperar durante largas horas la evacuación en medio de la taiga cubierta de nieve, y en las escafandras se acumularon litros de sudor.

    "Imagínense esta imagen: la taiga, en medio de todo esto la nave, —25 grados, y dos hombres desnudos exprimiendo la ropa; después de eso nos sentimos mejor", relató Leónov.

    El helicóptero de búsqueda y los leñadores locales solo los encontraron al día siguiente.

    Tras aquel vuelo, según Leónov, se tomó la decisión de crear una escafandra nueva y un servicio de búsqueda y rescate, precursor del actual Ministerio de Emergencias.

    "Es la actividad humana más dura, el trabajo de un hombre en una escafandra en el espacio exterior", dijo Leónov.

    La directora de la Dirección de Asuntos Espaciales de la ONU, Simonetta Di Pippo, al agradecer a Leónov expresó que "usted abrió nuevos horizontes de la investigación espacial… estoy segura que su presentación de hoy nos inspirará para el futuro".

    Tras la ceremonia los diplomáticos presentes en la actividad ovacionaron a Leónov y se tomaron fotos con él.

    Además:

    Alexéi Leónov dará una conferencia en el museo de la Ciencia de Londres
    Alekséi Leónov presenta la exposición 'Cosmonautas' en el Museo de la Ciencia de Londres
    Etiquetas:
    caminata espacial, espacio, ONU, Alexéi Leónov, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik