En directo
    Entrevistas
    URL corto
    Sputnik V llega a Argentina (47)
    1220
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Argentina tendrá la vacuna rusa para Navidad, y para su llegada pretende disponer de la autorización de uso de emergencia, anunció Cecilia Nicolini, asesora del presidente argentino Alberto Fernández, en entrevista exclusiva con la agencia Sputnik.

    La funcionaria se encuentra en Moscú para ultimar la adquisición del fármaco contra el nuevo coronavirus. A continuación, el texto íntegro de la entrevista:

    —¿Cuál es el motivo de la visita?

    La realidad es que nosotros estuvimos aquí hace más o menos dos meses para conocer de primera mano los avances de la vacuna Sputnik V, a partir de la posibilidad que teníamos de adquirir millones de dosis para Argentina.

    Cecilia Nicolini, asesora del presidente argentino Alberto Fernández
    © Sputnik / Alexandr Perepechenov
    Cecilia Nicolini, asesora del presidente argentino Alberto Fernández

    El objetivo fue poder reunirnos con el Centro (de Epidemiología y Microbiología Nikolái) Gamaleya, con los desarrolladores y productores de la vacuna, para poder entender las características que tenía y sus resultados. A partir de ahí, volvimos con un resultado muy positivo y muy alentador.

    A partir de un intercambio con expertos en Argentina, la Comisión Nacional de Inmunizaciones, decidimos avanzar con la adquisición de esta vacuna, lo que culminó en un contrato que se firmó entre el Estado argentino y el ruso a través del Fondo de Inversión Directa para poder adquirir unos 10 millones de esquemas de vacunas Sputnik V, que son 20 millones de dosis para los próximos meses con la posibilidad de adquirir 5 millones de esquemas más, que ahora mismo los estamos solicitando.

    En total vamos a adquirir unos 15 millones de vacunas para la Argentina en los próximos meses.

    El viaje (en el) que estamos ahora es para definir todo lo que es la cuestión logística, de provisión y demás. Además, los últimos avances en lo que fue el anuncio sobre los avances de la fase 3 para poder concretar la provisión de vacunas para Argentina.

    —¿Cuáles fueron los resultados de este viaje?

    Estuvimos con el viceministro de Salud (Ígor Kagramanyan); nos interesaba mucho lo que es la vacunación que ya ha comenzado en Rusia, en la población civil, cómo están vacunando, cuál es el impacto y cómo se desarrolla la logística, que hoy pudimos ver in situ, porque fuimos a un centro de vacunación en Moscú y nos mostraron a unas personas vacunarse.

    Así que desde ese punto de vista fue muy interesante. También nos volvimos a reunir con el director del instituto Gamaleya, con el desarrollador de la vacuna y todo su equipo, que nos contaron todos los avances de la vacuna en función de la fase tres.

    También los ensayos clínicos que ya le enviaron al Ministerio de Salud para aplicar la vacuna en la población de mayores de 60, cuestiones relativas a la termoestabilildad, a la transferencia de tecnología, con resultados realmente muy interesantes.

    También estuvimos en la mañana con el comité de expertos que evalúa los avances y el desarrollo de la fase tres de Sputnik V.

    Estuvimos también con el equipo del Fondo de Inversión, detallando todas las cuestiones logísticas que va a significar el traslado de los primeros lotes de la vacuna para Argentina, con una actividad muy intensa, nos acompañó la viceministra de salud, cuatro inspectoras de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica de Argentina), que se encargan de hacer un informe con todos los avances sobre la seguridad de la vacuna. Elevan este informe al Ministerio de Salud para que pueda autorizar el uso de emergencia de esta vacuna en Argentina en los próximos días.

    —Muchos en América Latina se preguntan sobre la capacidad productiva rusa para poder cumplir sus obligaciones en el marco de ese acuerdo. ¿Qué es lo que puede decir al respecto?

    Lo que hemos visto es todo el trabajo que están haciendo de transferencia de tecnología a otros países que van a ser aquellos que van a provisionar de vacunas para el resto del mundo. No solamente a Argentina, sino a los otros países: plantas en India, en China, Corea del Sur.

    Aquí en Gamaleya se desarrolla lo que es el antígeno que luego se hace transferencia en tecnología para poder escalar la producción y que la puedan proveer los millones de dosis de vacunas que ya se están comprometiendo en varios países, incluido en Argentina que es el primer país de América Latina que va a recibir las vacunas, e incluso uno de los primeros en el mundo que va a aplicar la vacuna Sputnik V.

    También nos han comentado las fábricas que están produciendo para poder también proveer de vacunas para toda la Federación Rusa.

    Así que también es un proceso muy interesante, es un gran desafío, porque estamos hablando de que va a ser la vacunación más grande de la historia a nivel mundial, así que todavía nos quedan muchos desafíos, pero realmente todo lo que estamos viendo, los avances y también el cumplimiento que estamos viendo del acuerdo que pactamos es muy alentador.

    —Quisiera que especifique los parámetros de la compra que se está negociando ahora.

    El contrato ya se firmó, lo anunció el presidente (Alberto Fernández) la semana pasada. Ahora le estamos dando seguimiento. Se firmó por un total de 10 millones de esquemas de vacunas.

    Recordemos que es una vacuna que tiene dos componentes, entonces son 20 millones de dosis a entregar entre diciembre y febrero con la posibilidad de adquirir unos 5 millones de esquemas de vacunas extras para marzo, lo cual estamos justamente cerrando para confirmarlo.

    Estamos trabajando con un primer envío de un lote de vacunas que llega a Argentina antes de fin de año. Son 300.000 dosis del componente uno para llegar a 300.000 personas. Estamos haciendo todo lo posible para que la semana que viene esto esté en Argentina.

    Esto tiene un gran desafío. Por suerte contamos con el apoyo de Aerolíneas Argentinas para hacer este vuelo de emergencia directo, con una tripulación reforzada, para transportarlas a menos 20 grados, es un envío muy delicado. En eso estamos trabajando, estamos seguros de que va a ser la semana próxima, así que posiblemente llegue antes de Navidad, eso es lo que estamos esperando y en lo que estamos trabajando estos días.

    —¿Cuál es el costo?

    Es 19,90 (dólares) el esquema de las dos dosis. Por tanto, menos de 10 dólares por cada dosis. Es un precio estándar internacional que se está ofreciendo a todos los países del mundo. En el caso de Argentina, lo compra el Estado, lo vamos a distribuir de manera equitativa en todas las provincias y va a ser gratuita y voluntaria para la población.

    —Usted mencionó la posibilidad de adquirir 5 millones de dosis adicionales y ya se está trabajando en la posibilidad de adquirir otras nuevas dosis después de este volumen estipulado.

    Los resultados son bastantes alentadores. También hay una posible evolución. Están analizando un estudio de termoestabilildad que nos permitiría conservar la vacuna entre dos y ocho grados y no a menos de 18, que a veces dificulta un poco más la logística y la descentralización de la vacunación.

    Están trabajando en ese estudio. Cuando se confirme a inicios del año que viene, eso permitiría una mayor facilidad a la hora de vacunar, lo cual impulsa a la adquisición de más vacunas.

    En principio, con esas 5 millones de dosis y con otras vacunas también que la Argentina ha adquirido previamente con un acuerdo, vamos a fabricar la vacuna de AstraZeneca entre Argentina y México para distribuir en América Latina.

    También estamos trabajando en el fondo de Covax. Estamos trabajando con una estrategia de diversas vacunas de acuerdo a los desafíos internacionales, que significa que los volúmenes puedan llegar en tiempo y forma en los próximos meses.

    Tenemos el objetivo ojalá de poder evitar la segunda ola que tristemente se está viviendo en Rusia y en varios países de Europa y también de América Latina, y que podamos realmente terminar con esta pandemia, darle una solución, aunque sabemos que la vacuna es parte de la solución pero que solamente con ella no termina, hay que continuar con los cuidados, con las medidas de higiene y seguir de cerca la evolución de esta pandemia.

    —¿Cómo respondería a algunas de las preocupaciones sobre la suministración de la vacuna?

    Convengamos que todo lo que es la logística internacional está acostumbrada a trasladar bienes a temperaturas como esta: -18 grados. Es la temperatura que se transporta los helados en transporte terrestre en Argentina.

    Si bien genera un desafío logístico, no es imposible. Se puede trabajar con unos freezers que son bastante regulares para poder mantener la vacuna. Se está trabajando en las próximas semanas o meses se pueda mantener durante dos meses entre 2 y 8 grados bajo cero.

    —¿Cuándo comenzará la vacunación en Argentina?

    Nosotros desde el inicio lo que hemos hecho es trabajar en paralelo en cerrar los acuerdos con los laboratorios para adquirir la vacuna que se está desarrollando la fase tres. Todo esto requiere de cierta información y documentación que necesitamos recibir para poder analizar dentro de nuestra entidad regulatoria, que es la ANMAT, para que el Ministerio de Salud pueda aprobar el uso de emergencia de estos lotes que está llegando.

    Desde que iniciamos las conversaciones ya las estamos recibiendo. Es un continuado que los equipos de expertos lo están analizando. Posiblemente tengamos el resultado de los expertos de la ANMAT que pueda validar el uso de la vacuna.

    Para nosotros es muy importante tener esa recomendación. ANMAT es una entidad de prestigio no solo en Argentina sino a nivel internacional, lo cual significa que otros países de la región y del mundo lo pueden tomar como válido, como nosotros tomamos como válido el registro de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU).

    Todos esos pasos se tienen que dar para que realmente podamos garantizar que es una vacuna segura y eficaz, y que la podemos administrar a toda la población.

    —¿Cuándo se prevé la autorización y el uso de la vacuna y su registro?

    Una cosa es la autorización y otra cosa es el registro permanente, que es en otra instancia. Esta autorización esperamos que sea al mismo tiempo que llegue la vacuna. Más o menos va a depender de las autoridades que tiene a su cargo este proceso.

    Como te decía, estamos trabajando hace meses para que esta información llegue en paralelo. Los resultados son bastantes alentadores, nos comparten toda la información, las respuestas son buenas a las inquietudes de los expertos. Esperamos que, si todo avanza bien, lo podamos hacer en los próximos días.

    —Algunos medios dicen que es un error, que habría que rechazar la vacuna Sputnik V. ¿Cuál sería su respuesta a esto?

    Hay muchas especulaciones, prejuicios, disputas comerciales que están en juego que hace que muchas veces la información se saque de contexto y se quiera perjudicar a una u otra vacuna.

    Nosotros desde el inicio abrimos conversaciones con todas las vacunas que estaban disponibles tanto para hacer ensayos clínicos como para poder acceder a la vacuna y poder comprarla. A todas las vacunas les dimos el mismo trato en el sentido de que el proceso iba a ser el mismo, poder adquirirla, analizarla, acceder a la información, a los estudios de fase tres avanzados, y eventualmente si tenemos el visto bueno del Ministerio de Salud poder aplicarla.

    Con la vacuna Sputnik V sí que se vio y se puede notar a nivel internacional que hubo un ensañamiento de alguna manera bastante notable.

    Lo que sí te puedo decir es que nosotros desde que hemos venido aquí, la información nos la han abierto de par en par, ha habido máxima transparencia, y luego el instituto Gamaleya es de mucha excelencia, con profesionales de muchísima trayectoria. Está siendo desarrollada en una plataforma muy robusta, muy probada.

    Los resultados de fase tres demuestran una eficacia de más del 90%. Son resultados muy buenos. Ahora incluso están comenzando ensayos con AstraZeneca-Oxford para poder ver la posibilidad de combinar estos vectores, es decir que lo que nos tiene que importar es la seguridad y la eficacia de la vacuna y es confiar en la ciencia.

    Me parece que nos tenemos que enfocar en eso, dar las certezas, comunicar toda la información.

    Me parece además que en este momento que estamos viviendo una pandemia lo más importante es poder que todos los países puedan acceder en tiempo y forma a esta vacuna.

    Tenemos que evitar que haya acaparamiento de vacunas por parte de algunos países y que (esto) realmente pueda primar en esta situación tan compleja y tan angustiante de la pandemia, con un impacto económico en la región y en América Latina que se va a sentir muchísimo, mucho más que en cualquier otra región del mundo, porque ya venía acarreando altos niveles de desigualdad, de desempleo.

    El impacto va a ser muy problemático, así que me parece que en este momento más que nunca tenemos que acudir a la solidaridad y a que la vacuna sea parte de esta solución para que el mundo entero pueda sanarse, pueda salir de esta pesadilla que es la pandemia.

    —Más allá de la compra de la vacuna, ¿se está estudiando la posibilidad de producirla en Argentina?

    Sí, por supuesto. Argentina tiene una gran trayectoria en su comunidad y en su desarrollo científico, tecnológico, es muy posible que en un futuro cercano podamos producir la Sputnik V, como estamos produciendo la vacuna AstraZeneca-Oxford.

    Estamos muy abiertos a ello. De hecho, ciertos expertos del Fondo de Inversión Directa de Rusia estuvieron en Argentina, visitando varias plantas, así que hay varios diálogos abiertos con el sector privado en Argentina.

    Desde el Gobierno: ¡bienvenido! Alentamos todo eso que significa la transferencia de tecnología y la posibilidad de que Argentina pueda ser productora lo que es una solución para la pandemia y el desarrollo de ciencia y tecnología a través de la vacuna. Así que es una posibilidad, se está analizando, y ojalá que sea así.

    —En septiembre pasado, las autoridades argentinas buscaron incrementar el giro comercial con Rusia al destacar que los volúmenes actuales no corresponden con el potencial que tienen las relaciones comerciales y bilaterales. ¿Qué medidas se propone Argentina tomar en este sentido?

    Creo que esta cuestión de la vacuna Sputnik V fue una gran oportunidad para fortalecer las relaciones entre Argentina y Rusia. Justamente este año celebramos 135 años de las relaciones bilaterales. Además, tenemos una relación de cooperación estratégica, que compone varios niveles y que creemos que esta posibilidad que se nos da con la vacuna es un gran ejemplo y una puerta de entrada maravillosa para poder trabajar en varias áreas.

    Martín Guzmán, ministro de Economía de Argentina
    © REUTERS / Agustin Marcarian
    Así lo dialogaron en la charla telefónica que tuvieron ambos mandatarios en el mes de noviembre, no solamente en la cuestión del comercio, de exportaciones, importaciones, que hay muchísimas posibilidades.

    De hecho ya estamos en una agenda de trabajo en ese aspecto junto con la embajada de Rusia en Argentina, el Ministerio de Economía, de Producción y también aquí para enfocarnos en lo que es el comercio, inversiones en áreas estratégicas, también en las relaciones financieras entre ambos países y por supuesto todo lo que es el legado cultural, académico y educativo, que también nos conecta de manera muy positiva.

    Con todo este trabajo, esperamos que, en los próximos meses, cuando se alivie un poco la pandemia, cuando podamos volver a viajar de manera más libre, poder visitar aquí en Rusia con el presidente, tener un encuentro, una visita de trabajo, aquí con el presidente (Vladímir) Putin y poder seguir avanzando en esta relación estratégica que me parece que tiene muchísimo potencial y en la que estamos trabajando muy dedicados en ello.

    —¿El presidente Alberto Fernández se propone visitar Rusia en los próximos meses?

    Sí, así se lo ha manifestado en la conversación que ha tenido con el presidente de la Federación Rusia. Cuando asumió, recibió la invitación de visitar al país y ahora más que nunca tiene muchísima voluntad y ganas de hacerlo.

    Quería hacerlo ahora enseguida, en los próximos meses, pero obviamente dependerá de la pandemia y de que las condiciones sanitarias nos permitan hacer un viaje que sea fructífero, productivo y que realmente nos pueda permitir potenciar estas relaciones y estas oportunidades que tenemos entre ambos países.

    —Sobre la reunión intergubernamental Argentina-Rusia, ¿ya existe un calendario?

    Sí, estamos trabajando en ello. No tengo las fechas. Pero sí que se está trabajando en ello activamente.

    Tema:
    Sputnik V llega a Argentina (47)
    Etiquetas:
    Sputnik V (vacuna), Rusia, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook