En directo
    Entrevistas
    URL corto
    290
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La caída de la economía rusa por la pandemia no será tan grave como se pensaba antes, gracias a las medidas tomadas, y el comienzo de la vacunación podría impulsar el crecimiento, aseguraron en una entrevista con Sputnik dos dirigentes del Banco Mundial en Rusia.

    Para el economista jefe para la Federación de Rusia, Apurva Sanghi, "la situación ahora es algo mejor que lo que pronosticábamos en septiembre".

    "Entonces para Rusia esperábamos una recesión del 5% y ahora esperamos una caída del 4%", señaló al destacar que "el tercer trimestre sorprendió a los economistas en el buen sentido porque superó las previsiones".

    El experto destacó que el mejoramiento de las previsiones se debe a la situación en algunos sectores clave como las finanzas, el sector agrario, de telecomunicaciones y las administraciones públicas y las "noticias sobre los nuevos acuerdos del OPEP+ que estabilizaron los precios del petróleo".

    "Además, la política presupuestaria y un volumen importante de medidas macroeconómicas permitieron limitar el alcance de la crisis", indicó.

    El crecimiento volverá

    Ahora, recalcó Sanghi, el Banco Mundial estima que Rusia tendrá "un crecimiento del 2,6% en 2021 y en 2022 una aceleración hasta el 3%", pero con la condición de que la vacunación aumente la seguridad de los consumidores y las empresas, lo que servirá de un estímulo para la economía.

    "Otro impulso al crecimiento en 2021 lo darán las exportaciones que se empezarán a recuperar siguiendo a la economía mundial", auguró.

    Sin embargo, en el caso de un aumento de los nuevos casos de coronavirus en la segunda mitad del año próximo, "la recuperación de la economía se podría desacelerar y situarse en 2021 en un 0,6% y en 2022, en un 2,8%", advirtió.

    A su vez, Renaud Seligmann, director del Banco Mundial en Rusia, aseguró que el efecto más importante de la vacunación —con la condición de que se revele segura y eficaz— consistirá en superar "la crisis en el sector sanitario y mejorar la vida de varias personas, gracias al levantamiento de las restricciones para las empresas y las familias".

    "La vacunación es la parte clave del paquete de medidas para restablecer la economía", explicó.

    Las secuelas de la crisis

    Al evaluar las medidas tomadas por el Gobierno ruso para afrontar la pandemia del coronavirus, Seligmann estimó que "si comparamos el nivel de ayuda con las medidas tomadas en economías comparables, en Rusia era adecuado y abordable para el presupuesto", mientras que el conjunto de medidas de apoyo a la población "se reveló eficaz y ayudó a prevenir un aumento de la pobreza que podría producirse por la crisis".

    Las medidas cumplieron con su objetivo principal, subrayó, puesto que el número de pobres para 2020 hoy en día se sitúa "en el nivel o incluso por debajo de las previsiones para este año elaboradas antes de la pandemia".

    "Bajo el umbral oficial de la pobreza podrían haberse encontrado el 14,2% de la población del país, sin embargo las medidas de apoyo permitieron mantenerlo en el 11,6%", dijo.

    A la vez, Seligmann recordó que "la pandemia destruyó varios empleos en el sector informal", sobre todo durante el confinamiento, haciendo todavía más vulnerables a los ocupados en la economía paralela mientras las medidas del Gobierno "estuvieron centradas en el sector formal, y es comprensible".

    "Los trabajadores migrantes se convirtieron en uno de los grupos de la población que más sufrieron por la falta de puestos de trabajo y la pérdida de empleo, ya que, por lo general, están ocupados en actividades que resultaron más afectadas por la pandemia", resaltó, y advirtió que "a medida que se recupere la actividad económica estos sectores podrían sufrir una falta de empleados".

    También señaló que "para las pequeñas y medianas empresas de servicios este periodo fue bastante difícil y las medidas de apoyo no siempre lograron compensar las pérdidas".

    Por lo general, indicó a su vez Sanghi, en Rusia "el nivel de desempleo creció del 4,5% en octubre de 2019 al 6,3% en octubre de 2020, hasta su máximo de los últimos ocho años".

    "Un nivel tan alto de desempleo no se había registrado desde los tiempos de recesión provocada por la crisis financiera global de 2008", dijo.

    Para un desarrollo durable

    Ahora, según Seligmann, las autoridades rusas deben tomar otras medidas y "definir qué retos van a afrontar ahora mismo".

    "Por ejemplo, las cuestiones relacionadas con el desarrollo durable, la demografía, el cambio climático, la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, la digitalización", sugirió.

    Un análisis de tres grandes temarios —la demografía, el clima y la digitalización— enseguida hace entender que "la economía rusa requiere cambios estructurales para garantizarse un futuro próspero y estable", manifestó.

    Para ello es necesario aumentar la productividad, asegurando una mayor competencia e igualando las condiciones para los sectores público y privado, y mejorar la calidad del capital humano que es imprescindible para lograr un desarrollo durable.

    "Esto significa mejorar los estándares y la calidad de la educación superior para toda la población y no solamente para los que tienen acceso a ella. También significa aumentar el nivel de las garantías sociales: Rusia gasta fondos considerables en programas sociales, pero hay que hacerlo de manera más puntual", enumeró Seligmann.

    Además, llamó a tomar "medidas contra las enfermedades no infecciosas como la obesidad, el tabaquismo, el alcoholismo".

    Por otra parte, el director del Banco Mundial en Rusia destacó la importancia de luchar contra el cambio climático al recordar que la UE "está adoptando un nuevo sistema que incluye una subida de impuestos sobre la producción de los países que no cumplen con una serie de estándares verdes".

    "Es un motivo para una transformación y una oportunidad para pasar a unos estándares ambientales más estrictos", realzó.

    Etiquetas:
    coronavirus, economía, Rusia, Banco Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook