En directo
    Entrevistas
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    GÉNOVA, ITALIA (Sputnik) — Los radicales, como el autor del reciente ataque en Niza, se desplazan por Europa a causa de la mala gestión de flujos migratorios, sostuvo en una entrevista con Sputnik el director del centro de investigación Equipo Italiano de Seguridad, Problemas de Terrorismo y Emergencias, Marco Lombardi.

    El terrorista, que acuchilló a tres personas en la catedral de Notre Dame de Niza el pasado 29 de octubre, es un ciudadano tunecino de 21 años que había desembarcado en la isla italiana de Lampedusa en septiembre junto con otros migrantes y luego había llegado a Francia, donde llevó a cabo la masacre.

    "En este caso no estamos hablando de errores de inteligencia ni de errores de policía, sino de errores en gestión de los flujos migratorios en nuestro país [Italia]", comentó Lombardi y subrayó que el problema consiste en "la incapacidad de los Gobiernos italianos de gestionar la inmigración".

    Indicó que es necesario controlar la inmigración fuera de la frontera nacional porque una vez entre en el país, es difícil controlarla.

    "En consecuencia, es posible que una persona como esta [el terrorista de Niza] escape y que no haya centros de control cuando llegue y al fin se vaya adonde quiera, a este punto la información está perdida", afirmó el experto.

    Los migrantes tunecinos no pueden aspirar al asilo porque su país no es considerado inseguro, recalcó Lombardi al constatar que muchos migrantes que llegan a Italia son ilegales mientras que los controles son muy lentos e ineficientes.

    Normalmente la identificación empieza en cruceros en los que se alojan para la cuarentena debido a la pandemia de coronavirus.

    "Lo que sucede cuando hay tantas personas es que cada día llega un centenar y también a diario escapan al menos diez", apuntó el experto.

    Tras los atentados terroristas en Francia y Austria, donde un partidario del grupo terrorista ISIS (prohibido en Rusia y otros países) mató a cuatro personas y provocó heridas a otras 22, Italia decidió reforzar el control en sus fronteras, pero el nivel de alerta no ha cambiado.

    "Llevamos años enfrentándonos a la amenaza de los llamados 'lobos solitarios', este tipo de amenaza ha estado presente por años y es difícil de interceptar porque cuando no hay organización, faltan las señales que se pueden detectar y entender", afirmó Lombardi.

    Según el experto, los ataques de lobos solitarios reemplazaron a los de organizaciones tras la derrota de Daesh en Oriente Medio.

    "Llevamos tiempo sin estructuras organizadas pero tenemos terroristas que actúan por su cuenta", dijo Lombardi pero subrayó que "eso no significa que la amenaza sea menor, ha cambiado la dimensión de organización, los lobos solitarios son tan peligrosos como Daesh y en cierto modo, son incluso más peligrosos porque es más difícil interceptarlos, pero estamos en esta situación los últimos tres o cuatro años".

    También vinculó los atentados en Francia y Austria con intereses geopolíticos en los que estos países están involucrados más que Italia. Según Lombardi, se trata de una "guerra híbrida".

    "Lo que ocurrió en Francia y Viena son ataques terroristas, pero este terrorismo es impulsado por intereses nacionales, en particular, los intereses turcos", declaró el experto.

    En ese contexto recordó que Viena cerró seis o siete mezquitas vinculadas al movimiento de extrema derecha proturco 'Lobos Grises', mientras que Francia prohibió el grupo. La Cancillería de Turquía calificó estos gestos de intentos de privar a las minorías turcas del derecho a expresión.

    Respecto a Italia, sostuvo que es contraproducente desestabilizar la situación en su territorio porque sirve de corredor para alcanzar otros países.

    De cara a la Navidad, el investigador espera que los terroristas amenacen a Italia pero no cree que lleven a cabo ataques.

    Además, indicó que el país cuenta con una gran experiencia en la lucha contra el crimen organizado y que la política italiana en la lucha contra el terrorismo es bastante eficaz.

    La falta de cohesión entre los países europeos los hace más vulnerables al terrorismo, declaró Marco Lombardi.

    "Cada uno suele hacer lo suyo y este es un problema, porque la falta de cohesión entre los países incrementa la vulnerabilidad de todo el sistema europeo, es una grave vulnerabilidad al terrorismo que, por su naturaleza, es transnacional", indicó Lombardi.

    En ese contexto, el experto lanzó el llamado a los países europeos: "Trabajemos juntos o la vulnerabilidad en cada país aumentará".

    En particular, abogó por una "inteligencia europea" para "compartir la información".

    "Actualmente lo que tenemos es el intercambio de información: te doy información si me das información", dijo el experto y señaló que no es suficiente para combatir el terrorismo.

    El 13 de noviembre los ministros del Interior de la UE debatieron la lucha contra el terrorismo en una teleconferencia que se celebró en el contexto de los recientes ataques terroristas que sacudieron varias ciudades europeas en octubre y noviembre.

    Al finalizar la reunión virtual, el ministro del Interior de Alemania, Horst Seehofer, declaró en una rueda de prensa que es necesario mejorar el intercambio de información entre los Estados miembros y el control de armas.

    El espacio Schengen

    La libre circulación en el espacio Schengen debe ser revisada para que se puedan introducir restricciones en casos de emergencia, declaró Lombardi.

    "En una situación de emergencia, como la pandemia, por ejemplo, las fronteras de Schengen deben revisarse", sostuvo Lombardi.

    Según el experto, las restricciones de circulación deben imponerse "para gestionar una emergencia que en un momento histórico particular requiere una atención especial en ciertas áreas geográficas".

    Al mismo tiempo, Lombardi considera que "la revisión de la libre circulación en Europa como tal, si se tratara de una revisión institucional, sería el fin de Europa; la libre circulación de personas, mercancías y profesionales es lo que constituye Europa".

    Tras una serie de ataques islamistas perpetrados en varias ciudades europeas en noviembre y octubre, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, llamó a reformar el espacio Schengen para que se convierta en "un espacio de seguridad".

    El pasado 13 de noviembre los ministros del Interior de la UE abogaron en su declaración conjunta por un control más estricto en las fronteras del espacio Schengen.

    Etiquetas:
    política migratoria, UE, terrorismo, Niza
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook