En directo
    Entrevistas
    URL corto
    Por
    0 41
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La asistencia a la población por la pandemia del COVID-19 constituye el operativo más importante de las Fuerzas Armadas de Argentina desde la Guerra de Malvinas de 1982, dijo en entrevista exclusiva con Sputnik el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

    "Es el despliegue más importante de las FFAA después de la Guerra de Malvinas porque la ocupación geográfica abarca a todo el país", señaló el funcionario, uno de los principales referentes del Gobierno de Alberto Fernández.

    A través de la Operación General Belgrano se dividió el país en 14 regiones de emergencia y se designó a un comandante para cada una de ellas, a fin de que fueran el canal de comunicación con gobernadores y alcaldes en base a las directivas del Ministerio de Defensa.

    "Llevamos contabilizadas 15.288 acciones de asistencia a la comunidad en 174 días, y nos quedaremos el tiempo que sea necesario", señaló Rossi al explicar que una acción consiste en una tarea que se realiza durante un día con movilización de personal y medios militares.

    El ministro indicó que, de los 82.000 integrantes que tienen las Fuerzas Armadas argentinas, "alrededor de 60.000 fueron desplegados en los terrenos en algún momento para hacer operaciones específicas que tienen que ver con el COVID-19".

    "Distribuimos 8.579.723 raciones de alimentos calientes, y 1.800.000 bolsones con alimentos secos, además de traer de regreso a 2.254 argentinos que estaban en el exterior y transportar 1.591 tubos de oxígeno a distintos lugares del país", detalló el funcionario.

    La mayor cantidad de tareas que ocupa a los militares están relacionadas con la distribución de alimentos secos y la preparación y entrega de comidas en calientes.

    "En total 5.517 tareas se han hecho de esas características, que en cantidad es el número más importante", subrayó Rossi, quien entre mayo de 2013 y diciembre de 2015 ocupó su actual cargo durante el segundo mandato de la entonces presidenta Cristina Fernández (2007-2015).

    Presencia en Antártida

    En otro orden de temas, el ministro señaló que la participación de su país en la Antártida, donde residen familias e incluso conciudadanos que nacieron allí, es una demostración de la soberanía que tiene la nación sobre esa región.

    "Hace unas décadas nacieron argentinos en la Antártida, una muestra de soberanía en ese lugar", afirmó.

    Argentina tiene en territorio antártico 13 bases permanentes y otras siete que se abren solo en invierno.

    Además, cuenta con una base, la de Esperanza, "que alberga no solo personal militar sino familias con hijos, e hay incluso una escuela", destacó Rossi.

    El equipamiento logístico en el continente se ha fortalecido desde que en 2017 el buque rompehielos Almirante Irízar de la Armada argentina, que quedó inutilizado durante 10 años por un incendio, volviera a navegar después las tareas de reconstrucción que se hizo en el Astillero Tandanor, dependiente del Ministerio de Defensa.

    En la última etapa de su gestión al frente de esta cartera, entre mayo de 2013 y diciembre de 2015 bajo el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, "también compramos buques polares rusos que estaban trabajando en el Ártico y empezaron a trabajar en nuestro país", contó.

    "Con la Armada chilena tenemos un acuerdo de una patrulla de acción naval combinada en la zona del mar de Drake y el Estrecho de Magallanes que trabaja en la campaña de verano y siempre estamos con perspectiva de fortalecer nuestra presencia, a través de medios y personal", aseguró el ministro.

    Argentina reivindica su soberanía sobre el denominado "sector antártico argentino", incluido en la provincia de Tierra del Fuego (sur) y definido por el paralelo 60º Sur y el Polo Sur, y los meridianos 25º y 74º de longitud Oeste.

    Campaña de verano limitada

    Argentina realizará este año una campaña de verano austral un poco más acotada y restringida, reconoció Rossi.

    "La llamamos campaña de verano 20-21-COVID porque va a cumplir todas las normativas referidas a la prevención de coronavirus", bromeó el ministro.

    En ese contexto, "el objetivo es llevar poco personal que vaya a hacer la campaña de verano, específicamente que esté dos o tres meses, aunque priorizamos aquellos que se vayan a quedar todo el año para evitar la mayor cantidad de movimiento".

    El Ministerio plantea la movilización de unas 3.000 personas, de las cuales se quedarán a invernar unas 300.

    Las tripulaciones respetarán una cuarentena estricta antes de subirse al Almirante Irízar y después se adaptarán a diversas precauciones para evitar el traslado del virus SARS-CoV-19.

    "La Antártida argentina es el único continente que no tiene COVID-19, así que algunos países que también están reduciendo su participación en la campaña antártica de verano y otro han suspendido su participación", contextualizó el ministro.

    Espacio de colaboración

    Argentina entiende la Antártida como un lugar de colaboración con todos los países que tienen presencia en el continente, de acuerdo con el funcionario.

    "Tenemos una colaboración muy natural y un trabajo muy coordinado con Chile, país con el que utilizamos indistintamente la Base Frey, que es chilena, con la Base Marambio, que es argentina, como puente aéreo desde Punta Arenas [ciudad de la Patagonia chilena] y Río Gallegos [en la provincia argentina de Santa Cruz]", detalló Rossi.

    Estrechar los lazos con el resto de las naciones que tienen presencia en la región es una de las prioridades que, en sintonía, ha establecido el titular de Defensa.

    "El objetivo que me plantearía es fortalecer nuestra colaboración con el resto de países", corroboró.

    En añadido, "deberíamos buscar una pista aérea alternativa a la Base Marambio [la principal estación científica y militar permanente que Argentina], y en ese sentido la Base Orcadas podría ser una posibilidad, pero eso implicaría una inversión importante", reconoció.

    Argentina cumplió en febrero 116 años de presencia científica en la Antártida, desde que el 22 de febrero de 1904 tomara posesión del entonces destacamento naval de Orcadas e instalara allí una estación meteorológica.

    Incendios

    En otro orden, el ministro se refirió también a los focos de incendios registrados en las islas enclavadas en el Delta del Paraná, entre las provincias de Entre Ríos (este) y Santa Fe (centro-este), donde han resultado afectadas por las llamas 198.863 hectáreas, según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

    "Los incendios en las islas que están enfrente de la ciudad [santafesina] de Rosario no se daban desde hace 10 años, de hecho son superiores a entonces, a lo que contribuye la cuestión climática, la cantidad de días sin precipitaciones que ayuda a la propagación del fuego", refirió Rossi.

    El Ministerio de Defensa concurrió con 26 brigadistas de la Infantería de Marina de la base naval de Zárate, en la provincia de Buenos Aires (este), que trabajan en guardia de cenizas y otros 27 brigadistas del Ejército con base en la ciudad santafesina de Santo Tomé que permanecieron de manera rotativa.

    "Cada vez que estuvieron los infantes estuvo apostado una embarcación de la Armada con calado suficiente para llegar a Rosario, y muchas veces servía de alojamiento para los marinos pero también para poder llegar a las islas con los botes neumáticos", contó Rossi.

    También estuvo apostado durante un tiempo un helicóptero del Ejército que servía para el traslado de los brigadistas forestales, al que se sumó una segunda unidad durante dos semanas.

    Rossi asumió al frente de la cartera de Defensa en diciembre de 2019 junto al gabinete que acompaña al presidente Fernández.

    Etiquetas:
    Antártida, Agustín Rossi, Guerra de Malvinas, pandemia de coronavirus, coronavirus en América Latina, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook