En directo
    Entrevistas
    URL corto
    12062
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Dmitri Selivánov, piloto de pruebas de la corporación aeronáutica rusa MiG revela los detalles de los ensayos del nuevo caza ligero MiG-35, sucesor del legendario MiG-29 presente en los arsenales de más de una decena de países.

    En 2016, Selivánov voló por primera vez en el MiG-35, denominado Fulcrum-F por la OTAN.

    "El avión te ayuda constantemente, la interface amigable te ofrece la solución óptima en cada situación. Si usted compra un teléfono nuevo u otro dispositivo electrónico, no lee el manual de uso e inmediatamente empieza a usarlo. Con el MiG-35 sucede lo mismo. El MiG-35 es como un dispositivo electrónico que tiene múltiples funciones, pero para pilotarlo no hace falta el manual de uso", dice a Sputnik el piloto, que tiene más de 15 años de experiencia.

    Dmitri Selivánov, piloto de pruebas del MiG-35
    © Foto : Cortesía de la corporación MiG
    Dmitri Selivánov, piloto de pruebas del MiG-35

    Cada plan de vuelo, remarca, es muy rígido y se discute con el equipo de ingenieros, lo que excluye cualquier iniciativa propia durante los ensayos.

    Selivánov confiesa que a veces quisiera salirse un poco de lo programado pero casi siempre el plan es tan saturado que hace solo lo previsto, además el combustible podría faltar para las "travesuras".

    "Durante los vuelos de prueba frecuentemente se fuerzan los motores. Estos vuelos te desgastan física y emocionalmente y es que además del avión, tienes que seguir los distintos parámetros", asegura.

    Selivánov que integró durante siete años el grupo de acrobacia aérea Strizhí, de la Fuerza Aérea, destaca las diferencias entre el veterano MiG-29 y el MiG-35.

    Mas armamento que el MiG-29

    "Si bien el MiG-29 es básicamente un avión caza para conquistar superioridad aérea, el MiG-35 puede llevar más armas para atacar objetivos en tierra, mar y otros. El piloto tendrá que estudiar la variedad de armas disponibles y no tanto el propio avión", afirma.

    En cuanto a la capacidad de maniobra, el piloto dice que no hay mucha diferencia entre ambas máquinas.

    Lo que más destaca del MiG-35, asegura, es la cabina, el manejo intuitivo y la gran cantidad de nuevos armamentos.

    El MiG-35 cuenta con asistente de voz que los pilotos bautizaron como Rita. La voz femenina habla con tranquilidad incluso si se incendia el motor, dice el piloto en tono jocoso.

    Selivánov cuenta la anécdota que le sucedió cuando voló en aviones en los que entrenaban pilotos árabes.

    "En esos aviones Rita primero habla en ruso y luego esa misma información se repite en inglés, pero con una voz masculina. Cuándo pregunté a qué se debe ese cambio, me dijeron que un musulmán podría ignorar la sugerencia femenina", relata.

    El porqué de tantas pruebas

    El experimentado piloto explica también por qué las pruebas del MiG-35 duran tanto tiempo.

    "Un avión moderno es un complejo que cumple múltiples funciones simultáneamente. Todas estas funciones deben ser verificadas pero no siempre puede hacerse todo en un instante ya que además de los constructores aeronáuticos hay otros especialistas. Por ejemplo, los diseñadores de las armas, los sistemas de comunicación y los motores. Se tienen que hacer algunos ajustes y mejor hacerlos en los ensayos que después. Cuando el equipo es más complejo, se necesitan más pruebas", dice.

    El MiG-35, agrega, es como un ordenador "si algo no funciona correctamente, es suficiente reinstalar el código informático del dispositivo o el equipo responsable del problema".

    Selivánov desvela que con el MiG-35 probó casi todos los armamentos disponibles, excepto los que todavía están en fase de desarrollo.

    El piloto confiesa que nunca voló en un avión de guerra de fabricación extranjera.

    "Solo me senté en la cabina de un F-16, logré evaluar su ergonomía. Muy buena vista desde la cabina. Para un caza no está nada mal", puntualiza.

    El MiG-35 es un caza de la generación 4++ diseñado para ataques con misiles de alta precisión contra todo tipo de objetivos sin entrar en la zona de defensa antiaérea.

    Basado en el legendario MiG-29, el caza ligero MiG-35 cuenta con sistemas más avanzados y armamento moderno.

    Entre sus características más destacadas figuran la alta capacidad de maniobra, el potente radar de barrido electrónico activo y un sistema digital para el seguimiento simultáneo de 30 objetivos a una distancia de al menos 130 kilómetros.

    Además, el fuselaje del MiG-35 tiene un revestimiento especial para eludir los radares enemigos, algo que lo aproxima a los aviones furtivos de quinta generación.

    El MiG-35 puede alcanzar una velocidad máxima de 2.560 kilómetros por hora a una altitud de hasta 17.500 metros y es capaz de enfrentarse a cazas de cuarta y quinta generación, destruir objetivos terrestres y navales y realizar reconocimiento aéreo, entre otras tareas.

    Etiquetas:
    avión de caza, cazas MiG, MiG-35, MiG
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook