En directo
    Entrevistas
    URL corto
    El coronavirus en Cuba (135)
    0 70
    Síguenos en

    Ante el inminente riesgo de propagación del nuevo coronavirus, que hasta ahora ha provocado la muerte de casi 13.000 personas alrededor del mundo, la actriz y titiritera cubana, Yamisela Martínez Barallobre, decidió dejar a un lado el teatro y dedicarse a construir mascarillas protectoras para sus amigos y vecinos.

    "Estamos viviendo un momento muy especial, urge que todos cooperemos y demos nuestro apoyo ante esta situación que agobia a todo el planeta, es algo muy urgente que no puede esperar, tenía que proteger a mi familia, en primer lugar, y como tengo la habilidad de trabajar en la máquina de coser, decidí hacerlos para todo el que lo necesite", comentó a Sputnik la improvisada costurera.

    Desde hace 17 años, Martínez es actriz del Teatro Guiñol de Guantánamo, a 920 kilómetros al este de La Habana, y sabe muy bien qué significa ayudar y dar aliento a los que más necesitan, algo que cada año hace al integrar la Cruzada Teatral Guantánamo-Baracoa, que lleva alegría y arte a lo más profundo de las montañas del este cubano.

    Yamisela Martínez Barallobre, la actriz y titiritera cubana
    © Foto : Cortesía de Yamisela Martínez Barallobre
    Yamisela Martínez Barallobre, la actriz y titiritera cubana

    Ahora, en tiempos de crisis epidemiológica, la actriz guardó sus títeres por un tiempo, y cada tarde se sienta a la máquina de coser para confeccionar nasobucos, como popularmente se le dice en Cuba a las mascarillas protectoras nasobucales.

    "Primero los hice para mí y mis familiares más cercanos, y se me ocurrió poner unas fotos en mi muro de Facebook, para incentivar el uso del nasobuco como forma de prevenir la pandemia, y resultó que me empezaron a llegar mensajes y solicitudes de amistades cercanas", contó Martínez.

    La actriz dijo que esta actividad la hace sin buscar "ningún tipo de remuneración", sino por el bien de su familia y de la gente que la rodea.

    "Es algo que hago con mucho amor, con todo mi corazón", aseguró.

    Demanda en redes sociales

    Martínez afirma que "es reconfortante revisar las redes sociales, tanto en Facebook o en Whatsapp, y ver cómo las amistades me piden que los ayude a tener un nasobuco; otros ofrecen su ayuda para que pueda seguir haciéndolos, pero le confieso que nunca pensé que tuviera este alcance".

    "La gente me escribe, me llaman, me felicitan por el aporte que hago, aunque sea a una cantidad mínima de personas, pero esta fue mi oportunidad para ayudar a que la gente pueda protegerse contra el nuevo coronavirus", añade, feliz, la improvisada costurera.

    Para Martínez, imitar o crear voces para sus títeres, y animarlos para arrancar sonrisas en los niños, es sin dudas mucho más fácil que ensartar agujas y cortar telas.

    "Desde muy pequeña mi abuela me inculcó el arte de la costura, y aunque no soy una costurera profesional me gusta inventarme mis cosas, y me defiendo entre telas y la máquina, pero no puedo explicarle cuántas veces se me parte el hilo, porque aunque sé coser no tengo hábito de hacerlo a diario, porque mis títeres y el teatro me consumen mucho tiempo", comenta apenada.

    Antes de despedirse, Martínez quiso aprovechar la oportunidad para enviar un mensaje a todos los seres humanos, donde quiera que se encuentren.

    "Le pido a todo el mundo que tomen las medidas necesarias para protegerse, que se laven las manos, y que sepan que seguiré haciendo nasobucos para todo el que me lo pida, porque es el momento de unirnos como país y contribuir a evitar que esta pandemia se siga propagando, y todos los seres humanos tenemos que poner nuestro granito de arena en esta lucha", afirmó.

    Por simple que parezca, la tarea emprendida por esta joven guantanamera recibe el aplauso agradecido de muchas personas, que no pueden adquirirlos por su falta en los mercados, o porque sencillamente no saben confeccionarlos ellos mismos, pero están conscientes de la necesidad de usarlos como forma de protección.

    Según las autoridades sanitarias cubanas, hasta el momento en la isla hay 35 personas positivas al nuevo coronavirus SARS-CoV-2, y 954 pacientes se encuentran hospitalizados en centros de aislamiento para vigilancia clínico-epidemiológica, de ellos 255 extranjeros y 727 cubanos.

    Otras 30.773 personas se vigilan en sus hogares, desde los servicios de atención primaria de salud.

    Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, hay 292.142 casos confirmados en todo el mundo, 12.784 personas muertas a causa de la COVID-19.

    Tema:
    El coronavirus en Cuba (135)
    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook