En directo
    Entrevistas
    URL corto
    Por
    331
    Síguenos en

    Viven desde hace años en Buenos Aires y no son optimistas respecto a la relación entre su tierra natal y el país donde están radicados. Sputnik conversó con inmigrantes británicos sobre las expectativas en cuanto a la retirada del Reino Unido de la Unión Europea. A su juicio, no hay un escenario para mejoras bilaterales con Argentina.

    Luego de que el Parlamento y el Consejo europeos aprobaran la retirada de Reino Unido de la Unión Europea, iniciativa conocida como Brexit, comienza el definitivo proceso de transición. Se trata de una etapa repleta de incógnitas, que durará hasta el último minuto de 2020. Finalizado ese período, empezarán las negociaciones que darán forma a la nueva situación entre Reino Unido y Europa, pero también entre Reino Unido y el resto mundo.

    La gran aprobación electoral que recibió el 12 de diciembre de 2019 el primer ministro británico, Boris Johnson, confirmó el apoyo de la mayor parte de los ciudadanos al proceso de desvinculación del bloque europeo. Dos días antes tomaba posesión como presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien en su discurso de asunción ya anunciara la restitución de una secretaría sobre las Islas Malvinas.

    "Hay visiones muy complejas sobre el Brexit y hay muchas similitudes sobre lo que ocurre con 'la grieta' en Argentina, donde hay una parte de la sociedad que mira con desprecio a la otra por su posición al respecto. Como alguien que está a favor de la permanencia, creo que en gran parte es nuestra culpa porque no supimos escuchar y resolver las preocupaciones de quienes terminaron votando por la salida", dijo a Sputnik Mark, quien vive en el conurbano de Buenos Aires y está por casarse con una argentina.

    El Cementerio de Darwin en Malvinas
    © AP Photo / Michael Warren
    El Cementerio de Darwin en Malvinas

    Mark explicó que Malvinas es un asunto muy delicado para la sociedad argentina pero no así para la británica, ya que no está en el imaginario colectivo de la gran mayoría, no es un tema de conversación ni se enseña en la escuela, como sí lo son guerras más recientes como la de Irak y Afganistán o conflictos históricos como el de Irlanda del Norte. Mark pidió que no se usara su nombre real ya que prefiere no herir sensibilidades de su familia política y sus allegados.

    En mayo de 2019, el Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas aprobó por consenso una nueva resolución que solicitó a Argentina y al Reino Unido que retomen las conversaciones para dirimir la soberanía sobre las disputadas Islas Malvinas (o Falklands para los ingleses). 

    El país sudamericano reclama la soberanía del archipiélago desde 1833, año en que el Reino Unido pasó a ocupar el territorio. En 1982, el país sudamericano invadió las islas y provocó la retaliación militar del Reino Unido, una guerra que duró 74 días y se cobró la vida de 649 argentinos y 258 británicos, incluyendo tres isleños.

    "Con respecto a Malvinas, los políticos lo usan como una forma barata de obtener votos populares. Si algo cambiará después de las recientes elecciones, lo dudo. Boris Johnson seguramente dirá que las islas son británicas para generar orgullo nacionalista y Alberto Fernández hará lo mismo", dijo a Sputnik —sin ocultar su rechazo por la clase política— Jonathan, quien vive en Argentina desde 2011 y trabaja en turismo.

    "Personalmente, siento que la gente de las islas debería tomar su propia decisión y todos deberían respetarla. Si los isleños quieren seguir siendo británicos, eso depende de ellos",  concluyó Jonathan, quien pidió que no se usara su apellido para evitar posibles represalias por sus comentarios.
    Etiquetas:
    soberanía, relaciones bilaterales, Islas Malvinas, Brexit, Reino Unido, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook